Viña Real reserva 2015

Dame una uve y dame una i, dame una ene y dame una o, V-I-N-O. Simple y llanamente, esto es vino que descorchas, lo viertes en una copa y te lo trincas sin necesidad de mandangas ni de monsergas ni de rollos macabeos polifenólicos ni de lías ni de agricultura biodinámica ni de parcelas milenarias en las que crecen cepas cultivadas por monjes merovingios asentados en Laguardia.

A cascarla con tanto rollo y tanto iluminado y tanta idiotez. Es clásico como un elepé de Frank Sinatra editado por Capitol y poco más hay que añadir. V-I-N-O. Vayan con dios, demos gracias al señor.

Si necesitan más datos técnicos sobre retrogustos y matices nasales, investiguen en internet o en algún portal de sabiondillos del vino, llenos de pitilinadas, puntuaciones y sesudas consideraciones. De nada.

Deja un comentario