Pago de Peñarrubia

Cuenta el amigo Juan Olivares que llevan tres años enfrascados en el noble oficio de la obtención de aceite de oliva pelotudo y de casta le viene al galgo, porque su familia es del norte de Jaén y son ya cinco generaciones dedicadas al sector oleícola, desde agricultores hasta marchantes, pasando por productores e ingenieros agrónomos. Están ubicados en la albaceteña Sierra de Segura por su clima continental extremo y la cantidad de horas que pega allá Lorenzo, casi 3000 horas de sol anuales, que se dice pronto.

Los muchachos no solo se preocupan de hacer un zumo de oliva que salga de la botella y corte el hipo al que lo pruebe, sino que apuestan por emplear el sentido común haciendo que el olivar sea sostenible, llevando a cabo distintas aventuras para lograrlo. Fabrican su propio fertilizante orgánico con los subproductos de la almazara y poco a poco están convirtiendo aquello en un cultivo ecológico.

Crían ocas bien gordas y rechonchas para que vigilen la explotación y se zampen las malas hierbas, repoblaron el entorno con distintas variedades micorrizadas de tuber melanosporum para que sus huevos fritos con tocino sepan mejor, ¡viva la trufa negra!, y rehabilitaron antiguas huellas arquitectónicas de la serranía, dejando aquello hecho un primor.

Sus monovarietales visten botellas paridas con mucho gusto y sensibilidad y lo que esconde el frasco no es moco de pavo, pues son pelotazos con las características propias de las distintas variedades: hierba recién segada, hoja de tomatera, manzana verde, flores o frutos secos tostados, con su correspondiente entrada aterciopelada, ligero amargor, punto picante o agradable dulzor.

Hacen un “coupage” que está para bebérselo a morro del frasco, una arbequina ecológica que es una fiesta porno y otro elixir obtenido de la variedad Benízar o Gordal de Hellín, procedente de ejemplares centenarios. Somos muy afortunados de vivir en un país con una diversidad de aceites de oliva de órdago, y los amigos de Peñarrubia han llegado para alegrarnos aún más las ensaladas, los bocatas y la tostada de la mañana, ¡hip-hip, hurra y viva Albacete!

www.pagodepenarrubia.com
Precio aprox.: 500 ml. – 8’50 euros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario