Cerveza Rondadora

O de una cerveza fresca que invita al despelote y el frenesí

Nada hay más estimulante que cortar la hierba de tu propio jardín, dar vuelta a la tierra de tu huerto, pintar la fachada de casa de tu madre o armarse de valor y construir con tablones ese mueble zapatero que con tanto interés lleva reclamando tu chica algunas semanas.

Así que la cerveza que hoy les traigo tiene el doble mérito de que está reventona y se elabora en una instalación que levantaron con sus propias manos una cuadrilla de amigos, pico y pala durante tres años, que se dice pronto.

Así que en 2014 remataron las instalaciones y se cumplieron los sueños de cuatro torpedos originarios de los pueblos de La Cabezonada, Banastón, Aínsa y Badaín, todos en el Sobrarbe aragonés, que completaban sus estudios universitarios y regresaban a casa con ganas del liarla parda elaborando una cerveza fuera de serie.

El amigo Luis Navarro es el responsable de que semejante brebaje cayera en nuestras manos, y les puedo asegurar que el trago de esta “blanche” es pelotudo de veras, pues es cerveza de trigo estilo “american wheat” con cuatro maltas y cuatro lúpulos, y en el vaso atesora ese tono rubio de los viejos baúles de caoba con una poderosa nariz alimonada que recuerda al bizcocho que se curraba mi madre para desayunar.

Es refrescante e invita al despelote, que quiere decir que apetece beberse una detrás de otra, lo que no es baladí en este mundo de la cerveza artesana, acostumbrado a embotellarnos verdaderas bombas de mano que no hay forma de pimplarse con agrado. El formato de la Rondadora invita a llenar de hielos la cubitera y a tener refrescando en ella unas cuentas botellas, pero la casa elabora otras golosinas que no le van a la zaga, como la pelirroja Tronzadora, que es “amber lager” o la Onso, que es “porter” y tiene el color del betún de Judea, negra como los cojones de un grillo con una espuma color hueso que haría las delicias de los cocineros modernos, subida a lomos de un buen helado en cualquier postre. Todas las botellas están serigrafiadas y son retornables, así que si las llevan a la tienda les reembolsarán cuarenta céntimos de euro y ya saben que “peseta a peseta, harán buen montón y podrán comprar chicles de menta”.

www.cervezarondadora.com
Precio botella 50 cl., 4 euros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “Cerveza Rondadora

  1. Julian

    “Como los cojones de un grillo” jajajajaj Habra que probarla….

Deja un comentario