Marcano

Archivado en: Alíñame el día

Taberna-Marcano_1

Prueben y se sorprenderán.

Taberna-Marcano_4Cuando me senté en este pequeño restaurante cercano al madrileño Parque del Retiro, lo primero que encontré en la mesa fueron unas patatas fritas “de bolsa” pero hechas en casa, rara avis, y unas aceitunas aliñadas tamaño “puñodebebé” que estaban gloriosas.

Luego la cosa se torció, pero fue todo un breve malentendido: llegó alguien que puso delante de mí un cuenquito con algo que parecía salmorejo y me dijo que era emulsión de tomate. Y era, efectivamente, salmorejo. Y yo pensé: “hostitú, no empezaremos con las cosas estas finas”. Pero con una sonrisa, ese alguien me dijo que, efectivamente, era ¡salmorejo! Y estaba increíble, oiga.

Solventado ese punto, aquello fue poco menos que una orgía culinaria de sabores, sencillez y respeto por los productos que David Marcano lleva hasta su cocina.

Y después de los primeros aperitivos (la cosa estomacal empezaba a llenarse), llegó otro de morcilla, patata y manzana, que no se llamaba puturrú de nada y que estaba brutal. Sabroso como él solo. Así que ahí seguimos, descubriendo la historia de un cocinero que llegaba de un chiscón donde sólo unos pocos tenían la suerte disfrutar de su buen hacer en los fogones. Hace ya un tiempo que se mudó a un local (sólo) un poco más grande, porque dice que las cosas hay que hacerlas poco a poco.

Taberna-Marcano_2

Así que poco a poco llegamos a unas verduras absolutamente sensacionales, que apenas habían visto el fuego, nos deleitamos con un taco de secreto ibérico cuyo sabor me va a costar mucho olvidar y nos zampamos un steak tartar como poco, curioso. Prueben y se sorprenderán.

Taberna-Marcano_3

Y lo que se veía aterrizando en la sala no era menos libidinoso: un jarrete de ternera que debía transportarte directamente a los infiernos, por pecaminoso, y múltiples platos cargados de vicio del bueno. A Marcano le gusta el guisote, y quien tiene la suerte de pillar sitio al mediodía, puede disfrutar de un plato de cuchara que no se salta un canguro, hecho con (mucho) tiempo, cariño y honestidad.

Pero lo más sorprendente de todo es cómo este chef pide opinión sincera a sus comensales, los escucha y sorprende. Porque tiene claro que son lo más importante. Y eso mola.

Marcano
C/ Doctor Castelo 31 Madrid
Teléfono: 914 09 36 42
Ambiente: Tabernario moderniqui
Precio: A la carta, unos 50 €

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “Marcano

  1. Antonio

    ¡Enhorabuena, David! Por tu dedicación, por la elaboración y presentación de tus ideas y, sobre todo, por esa nueva idea de degustación de 8 tapas que recomendamos a quien quiera llevarse varias sorpresas y a la que auguramos mucho éxito.
    Unos fans incondicionales.

Deja un comentario