El peso y el espejo

O de un documental bien chulo con un bonus track por escrito.

un-dia-fui-pequenoUn día fui pequeño. Mi niñez fue un despelote, siempre en Hondarribia en una casa que se llama Kurlinka, con un enorme jardín, rodeados de huerta y verde por todas partes. Había caseríos con vacas y carros de bueyes que pasaban por delante del portón y dejaban unas boñigas del copón. En navidad, mi madre metía esas cacas en la escalera y nos decía que eran mierdas de camello de rey mago. Flipábamos en cinemascope. También mi madre se inventó al Lobo Jacinto, que era un lobo al que llamábamos a gritos, venía y dejaba regalos en el portal: caramelos, globos o balones. Era un festival. Fueron tiempos de meriendas de cumpleaños con triángulos de pan de molde con chocolate y chorizo, Mirinda, Kas y Coca-Cola, que eran refrescos que se bebían en ocasiones especiales. La leche del desayuno la traía por las mañanas una señora y se hervía, cuando se cortaba, no desayunábamos. Y en casa ayudaba MariPaz, que era una extremeña que cocinaba de perlas y olía a lejía, con la que solía echar buenos ratos. En Villa Kurlinka mordí por primera vez una pastilla de jabón de lavanda en el baño de mis padres y sufrí mi primera decepción gastronómica: no me gustó nada. ¡Ah!, tengo tres hermanos que son la bomba, Tati la mayor, luego Elena, que le llamábamos bola porque estaba todo el día rodando por el suelo y luego Álvaro, al que llamamos bolo. Mi madre se llama Marilén y cualquier día termina con nosotros, ¡qué cruz, MariCruz!

me-gustaba-atender-a-los-amigos-de-mis-padres

Me gustaba atender a los amigos de mis padres. La afición por cocinar me viene dada por las ganas de agradar a los amigos de mis padres cuando venían a cenar o a comer a casa, es decir, soy cocinero porque me ponía palote ser buen anfitrión: poner la mesa, servir las cervezas heladas, cocinar algún plato y sobre todo, estar sentado con ellos y disfrutar de la compañía y las sobremesas, que se prolongaban hasta la madrugada. Uno de los viajes de todos los veranos era a Pau a un restorán frente al castillo Henry IV a comer foie gras a las uvas, que entonces era algo extraordinario. Comíamos también chipirones de anzuelo encebollados o en su tinta en una tasca de Hondarribia o tortilla de patatas en el bar Yola o el Zabala.

La escuela de cocina del Alto de Miracruz. Pasé a estudiar en la mejor escuela de cocina de la época, que derribaron. Fueron años muy divertidos en los que sacaba unas notas estupendas, no hay nada como hacer lo que a uno le gusta. En el colegio fui un inútil, pésimo estudiante, en la escuela de cocina me salía del mapa, pues hacía lo que siempre había soñado. Lo único chungo es que en la escuela conocí a dos anormales que más tarde fueron socios y me arruinaron la vida, aunque no hay mal que por bien no venga y después de quitármelos de encima, hoy soy más feliz que una perdiz, ¡me meo de la risa, tía Felisa!

aprendi-a-guisar-en-zuberoa

Aprendí a guisar en Zuberoa. Uno de los mejores restoranes del mundo mundial que está en Oiartzun. Allá empecé a cocinar de verdad. El fogón era de carbón y se cocinaba sin gilipolleces, recetas que fueron mis cimientos como cocinero, mi manera de cocinar de hoy tiene mucho que ver con lo que allí mamé. Los primeros sofritos, los primeros estofados, las primeras cazuelas de verdad de rabo en salsa, morros, caza, verduras, setas, hierbas aromáticas, de todo eso me empapé allí y mucho más, ¡los Arberlaitz son inmensos!

trabaje-con-pedro-subijana

Trabajé con Pedro Subijana. En el Akelarre de Igueldo, que es un paraíso. Lo pasé genial y trabajé encantado, viviendo además el cambio de instalaciones de lo que fue el viejo restorán al nuevo de hoy. Guisábamos en unas cocinas pequeñas en un sótano y Pedro hizo una obra descomunal para adaptarse a los tiempos modernos, montando unos fogones únicos en su tiempo, que son los que aún sigue teniendo y que yo tuve el placer de estrenar. Además por aquel entonces Subijana empezó a hacer un programa en ETB, sustituyendo a Karlos Arguiñano, que daba su salto a una canal nacional, y durante un año lo ayudé en la producción de aquellas primeras emisiones. Manda huevos que casi quince años más tarde haya sido yo su relevo en el mismo canal, la vida es increíble.

campeonato_2

Gané dos campeonatos de España de cocina. Que se celebraron en Madrid y en Vitoria. El primero organizado por la revista Gourmets, en el salón del Gourmet que se celebra aún, era la semifinal para ir al Bocuse d’Or en Lyon, que es el campeonato de cocina más importante del mundo. Gané en Madrid con un plato de rodaballo y otro plato de solomillo, y como no tenía la edad requerida para ir al Bocuse d’Or, fue el segundo clasificado en mi lugar. Era demasiado joven y las bases del campeonato de Lyon decían que para poder optar al premio mundial había que tener más de veintiún años y yo tenía veinte. Me lo pasé de miedo en Madrid. Entre otras cosas, me dieron de premio un millón de las antiguas pesetas y parte del botín lo gasté invitando a todos mis amigos (unos veinticinco cabrones) a una cena en el Arzak, la liamos bien gorda, fue inolvidable. Unos años más tarde, trabajando ya con Martín de jefe de cocina en Lasarte, me presenté de nuevo al campeonato de España de cocina en Vitoria y lo volví a ganar, más chulo que un ocho. Precisamente el premio de este concurso era hacer unas prácticas de cocina con el chef que uno eligiera y mi ilusión era viajar a Francia, así que decidí trabajar con Jacques Chibois, que tenía un restorán fabuloso en Cannes.

Jaques Chibois. Restorán Le Royal Gray, Cannes. Allí me presenté y estuve un año disfrutando como un enano, currando como un tarado. Al principio me alojé en un albergue y estuve un par de meses, aunque no tenía mucho tiempo porque lo único que hacía era trabajar, de vez en cuando me relacionaba con la juventud e iba a algún concierto que se organizaba en un salón de actos horroroso. El caso es que en cuanto pude me independicé de aquel ambiente gris y busqué una habitación en un edificio que se llamaba “Miramar”, en plena “Croisette” al borde del mar, mis padres me ayudaron para poder andar más cómodo. Pasé un año entero en alpargatas porque el clima de allá era suave, empapándome del color y del sabor de la provenza francesa. Trabajé en todas las partidas de cocina e hice migas con todo pichichi: saqué aperitivos, curré en ensaladas, en pescados, en carnes, en postres, y la verdad, aquella cocina era luminosa, técnica y sabrosa, toda una novedad. El día de fiesta aprovechaba para viajar por la zona visitando mercados o comiendo en algunos restoranes: el paisaje, el olor y la forma de vivir y de cocinar de aquella costa me ha acompañado toda la vida. Fue mi primer contacto profesional con Francia y comprobé que aquella gente era disciplinada, organizada y lista, herederos de una increíble tradición. Al tiempo supe que Chibois había sudado la gota gorda de joven con Michel Guérard, así que hice todo lo posible por entrar en la cocina de Guérard, que estaba a muy pocos kilómetros de casa, en las Landas, en un pueblo llamado Eugénie-les-Bains, así que recomendado por Chibois y Martín Berasategui, conseguí entrar en la brigada de cocina de Guérard, ¡no cabía de gozo, iepa!

michel guerard

Michel Guérard. Restorán Les Prés d’Eugénie, Eugénie-les-Bains. Este hombre y su mujer, Christine, siguen vivitos y coleando y Michel es unos de los cocineros del siglo XX, con ochentaiún años son los creadores de un estilo de vivir y cocinar a la francesa que me caló hasta las pelotas. Cada año intento verlos un par de días en su hotel, como un cliente más, uno se siente allí un pachá de Kapurtala, porque el lugar es paradisíaco y el entorno, los jardines, las habitaciones y las zonas comunes son para llorar de emoción. Por cierto, los únicos que me llamaban de vez en cuando para saber qué tal estaba, allá en Michel Guérard, fueron mis padres y Martín Berasategui. Martín insistía que cuando regresara a casa, fuera a Lasarte. Y eso hice.

martin-y-onekaMe encontré con Martin y Oneka. Llevo con ellos muchos años y les debo la vida. Los conocí en el Bodegón de la parte vieja donostiarra y desde el primer momento, estuvieron a mi lado, apoyando en lo que fuera necesario. Gracias a Martín trabajé en dos casas de postín en Francia, con Jacques Chibois y Michel Guérard, y al terminar mi aventura francesa regresé a casa y empecé como jefe suyo de cocina en Lasarte. Hasta hoy. Pasamos el bache de asociarnos con dos impresentables que nos hicieron la vida imposible, pero desde que nos quitamos ese lastre hace ya unos años, estamos más contentos que un SanLuís, sonreímos y centramos toda nuestra energía en lo que nos gusta, que es nada más y nada menos que nuestro trabajo: Martín en sus aventuras en sus restoranes, el propio de Lasarte y dirigiendo un increíble equipo humano y yo con nuestro programa de cocina, mis libros y la escritura, haciendo crónica gastronómica escrita y audiovisual disfrutando como un energúmeno.

como-un-ave-fenix

Como un ave fénix. Resurgir de las cenizas, eso es lo que todos hacemos muchas veces en la vida, y a mi me tocó hace unos años, cerrar un ciclo y abrir otro, como buenamente pude. Osea, muy malamente, pues sufrí como un perro sarnoso, renunciando a todo y pagando un precio vital muy caro, que algunos años más tarde se ha convertido en un chollo, pues las cosas no me pueden ir mejor alejado de toda esa chusma. Nunca fue tan barato el peaje para estar hoy tan contento. Martín Berasategui y yo tuvimos dos socios que se convirtieron en los tipos más tóxicos que hemos conocido jamás. Pasamos muchos años dándoles luz y trabajando para que les luciera la melena, guisando y poniendo en marcha restoranes, editoriales y un largo etcétera de proyectos a los que fuimos poco a poco renunciando por una presión insoportable, sintiéndonos unos extraños en nuestra propia casa, consiguiendo incluso que yo mismo fuera al notario y renunciara por NADA a mi porcentaje en la empresa, que era un buen puñado. Y lo hice, vaya que si lo hice. Hoy me hubieran comido el rabo con patatas panadera, pero las personas somos capaces de los mayores sinsentidos con tal de quitarnos un marronazo del quince de encima y yo mismo hice lo que el 99% de las personas normales no hubieran hecho ni por asomo. Pero no me arrepiento de nada, ¡viva Jalisco!, pues poco a poco desperté como el ave fénix, hasta que un día dije ¡basta!, y salí de allí dejando toda aquella basura a mis espaldas, socios, y una serie de tartufillos que habían inoculado el cáncer en mi propia empresa, hasta hacerme sentir una boñiga gorda de vaca. Por entonces había conseguido grabar unos especiales de cocina para ETB que tuvieron un éxito terrible, a pesar de aquellos perturbados, que intentaron por todos los medios que no ocurriera, y cosas de la vida, Martín y Oneka me abrieron las puertas de Lasarte para arrancar desde cero… y hasta hoy. Coincidió que mi padre murió justo en aquel tiempo e hice borrón y cuenta nueva de todos los personajes tóxicos que tenía cercanos, alzando el vuelo sin prisa, levantando una oficina en una pequeña cabaña de madera a escasos metros de la cocina de Martín, donde comenzamos la grabación de los primeros capítulos del programa diario de cocina. Además empecé a escribir en prensa, a hacer colaboraciones en radio y TV y a publicar, gozando como un enano y disfrutando con mi trabajo como nunca antes, dándome cuenta de que seguía vivo y me corría sangre por las venas, con tantas ideas por desarrollar, todas las que no había materializado por estar ocupado en el lucimiento de los demás. Así que todo fue rodar cuesta abajo y sin frenos con una sensación de gozo que nunca había vivido.

me-caso-con-eli

Me caso con Eli. Que es una tipa cojonuda, divertida y maciza, formando un equipo del copón. Mi padre ya la conocía pues estuvimos ennoviados unos años, pero cosas de la vida, le dijimos que nos casábamos unos días antes de morir, en su habitación del oncológico, una noche que tuvo unos dolores horrorosos, qué cosas. También le dije a mi padre moribundo que mandaba al cuerno a mis dos socios y recuerdo que sonrió y levantó el pulgar emocionado. Mi viejo era sabio hasta muriéndose, ¡qué gañán! Nos casamos unos meses después de morirse, justo el día que hubiera cumplido 75 años, un seis de junio, para tener doble motivo de celebración. Para variar me casé en pantalones cortos y alpargatas, menos mal que Eli iba guapísima. Fui en moto a la ceremonia, y justo antes pasé por la ferretería del pueblo a comprar un desatascador, el tendero me lo regaló como regalo de bodas, fue todo un detalle. La comida tuvo lugar en Lasarte, en el restorán de Martín y Oneka y lo pasamos de miedo, rodeados de los imprescindibles, ni uno más, ni uno menos. El caso es que pasaron un par de años desde aquel empezar de nuevo y gracias a un entorno profesional y personal inmejorables, con mi familia, Martín y Oneka a la cabeza, echo mano a un problema sin resolver que es mi obesidad, agarrando el toro por los cuernos. Así que me pongo a ello, sin un minuto que perder.

267-kilos-y-bajando267 kilos y bajando. Ya hacíamos un programa de TV de éxito, pero para poder seguir viviendo tenía que adelgazar y solucionar semejante problemón. Siempre digo que lo hice por mi propia salud, pero es evidente que además te embarcas en esta aventura por los demás, tu familia y tu entorno profesional. No puedo fallarles ni seguir haciéndome daño físico, pensaba, así que busqué el mejor médico y a por todas. Tenía un miedo atroz. El primer día de consulta fue increíble. Si me hubieran grabado y lo viera hoy alucinaría en colorines. A la semana de aquella consulta estaba en un quirófano poniéndome un balón gástrico. Seguí haciendo el programa durante muchos meses más e incorporé la sección de recetas de dieta de los lunes, explicando mis evoluciones al público, al que hice cómplice de mi aventura vital. Hasta que me operé en mayo de 2013, tras perder setenta kilos, haciéndome una reducción de estómago. Todo fue estupendamente, recuerdo que cuando iba por los pasillos del quirófano camino del quirófano, el personal médico que por allá andaba en sus líos, levantaba el puño y vociferaba ¡viva Rusia!, de no creer. Desperté a las horas hecho un asco en una UVI y con un malestar horroroso. Estuve ingresado unos días y en un abrir y cerrar de ojos estaba en casa, recuperándome para empezar de nuevo, con un estómago de tamaño razonable.

hoyHoy. Sigo en la pelea de los kilos, que es una lucha diaria cuerpo a cuerpo, minuto a minuto. Vivo feliz en una casa con jardín, lo que más me gusta del mundo es cortar la hierba, soy muy básico. Trabajo en lo que me gusta, que es mi mayor dicha, voy poco a poco solucionando el asunto de los kilos y me encuentro muy bien. Mis hermanos están vivos, tengo sobrinos muy majos y unos amigos con los que me meo de la risa, viciosos y ludópatas. Ando todo el día como hoy_3“Kid Tarao”, de la casa de campo al ring y del ring a la casa de campo, o del curro a casa y de casa al curro, encantado. Los lunes y martes trabajo en mi cocina, que es mi despacho, planeando los próximos meses, haciendo recetas, escribiendo o repasando guiones. Hasta hace muy poco, he viajado todos los miércoles a Barcelona para hacer guarrindongadas con Andreu Buenafuente, que es un titanazo, allá todos mis compañeros son unos grandes de la comedia y me he sentido un privilegiado haciendo risas con ellos, sin más mérito el mío que ser un cocinero glotón. Al día siguiente regreso y tengo con mi equipo reuniones de preproducción para las grabaciones de TV. Los jueves y los viernes después de grabar llego a casa cansado de escucharme, pues soy un petardo del quince, ceno e intento descansar para plantarme en fin de semana y aprovechar al máximo el tiempo, que suelo emplear haciendo NADA, pasear, tumbarme a la bartola, planear actividades chorras, fumar un puro, cocinar o echar el rato con Oneka y Martín, con los que da gusto disfrutar. Igual que con todos vosotros, que esto leéis o encendéis el televisor todos los días, permitiéndome disfrutar de la vida como un verdadero caimán, siendo cómplices de mis aventuras en el fogón. Salud, pesetas y sabañones en las tetas, que conservéis la dentadura para poder comer chorizo de Pamplona cortado gordo, en bocadillo. ¡Viva Prusia!, ¡hasta la victoria, venceremos!

hoy_2

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

52 pensamientos en “El peso y el espejo

  1. Raquel

    Hola David, no puedo seguirte por television ya qye sigo un ritmo un poco loko de trabajo, pero quiero decirte que por muchos kilos que pierdas eres muy grande, gran cocinero, y mejor persona, con una capacidad de comunicacion que mucha gente quisiera. Ojala coincida contigo en algun evento y pueda conocerte en persona. Un fuerte abrazo!!!

  2. Luis Carlos

    ¡Grande David!
    ¡Menuda autobiografía así por las buenas!
    Hoy me beberé un kalimotxo a tu salud, ¡Viva, Rusia! y ¡Viva Extremadura, martés!

    Un abrazo desde Balboa, Badajoz.
    LC

  3. David Bonilla

    Un ejemplo a seguir tocayo. No porque tengas más o menos éxito, sino porque has vivido -y bebido- la vida.

  4. Manuel Orozco

    Enhora buena David. Quién pudiera tener tu edad, y disfrutar a tan temprana edad de todo eso que tú te has currado previamente. No hay como renacer de tus cenizas. Es lo más.
    Yo ya tengo 56 años, y después de toda una vida de contable, un día del 2011 me encuentro sin trabajo y me dedico a estudiar cocina (que era lo que me gustaba). La escuela, no fue la mejor, por los escasos medios, pero pasé un año inolvidable. Lo mejor fue encontrar trabajo en un restaurante nuevo de trinca (de una inversión de 500/600 mil Euros), que estrenamos.
    Tres semanas me duró el sueño, hasta que encontraron al dueño dentro de su coche con las ventanas cerradas y un tubo de goma conectado al tubo de escape.
    Un palo del copón.
    Pero después me hice cargo de la cocina y comedor de una empresa americana en La Garriga (Barcelona), para sustituir un mes por vacaciones a la cocinera. Y eso sí fue la leche tío. Una empresa que tiene 65.000 empleados en todo el mundo. Menú tipo buffet para unas 40 personas, en dos turnos. Y el Presidente de la compañía, el presidente digo, en una de sus visitas anuales, un jueves se metió mi paella de sepia fresca, en mi comedor, BASADA EN UNA RECETA TUYA con una pequeña aportación mía, ¡y vino a felicitarme chaval!. Y esa felicitación te la dediqué a tí, porque tú y Sergio Fernández Guerrero (el de cocinamos contigo), sois mis grandes (además de otros muchos, claro).
    Pero un mes pasa pronto, y tuve que volver al infierno del paro. Aunque yo sigo con muchísima dignidad, inspirándome en tí, aunque sea cocinando en casa.
    Al menos ahora estoy trabajando de ayudante de panadero, y que dure.
    Lo peor de todo es que me han vuelto a llamar para la sustitución de la cocinera, pero claro un mes, contra un trabajo parcialmente fijo de panadero, no lo puedo cambiar por más que me guste la cocina, que en este caso, qué cosas, no me daría de comer.
    Un abrazo campeón. ¡VIVA RUSIA!
    P.D.: Estoy deseando volver a Hondarribia (no sé cuándo podré), y me encantaría saludarte, si me das tu permiso.

  5. Maria Angeles

    Kaixo David:me ha encantado lo que hacia tu ama con las cacas y lo del lobo Jacinto asi que hoy en dia eres lo que eres gracias a ellos (tus aitas), disfruto mucho viendote eres la pera limonera, tienes una chica super guapa y me alegra que te vaya muy bien por que te lo has currao y estoy contigo lo malo nos lo tenemos que quitar de encima (hala por ahi).Saludos a Martin y para ti un achuchon (que tiene que ser como si me abrazara un oso (por lo pequeña que soy) VIVA RUSIA Y HASTA LA VICTORIA VENCEREMOS!!! Tambien me ha gustado lo de salud, pesetas y sabañones en las tetas.Hasta siempre David

  6. Maria de los Angeles

    Ahora estoy de descanso con mi ama, te he visto evolucionar y eres un as, te mereces mi más sincero respeto, una servidora tan bien es cocinera y se que de las buenas ya que no me gusta la cocina, me apasiona dar vida a elementos que sin un toque de imaginación y de amor solo son alimentos, lo importante es en convertirlos en mensajes de vida , alegría de de amor.
    Ahora lesionada por algo triste, pero cuidando de mi mentora, a la que amo con todo mi ser.
    Una cosa no cambies por nada ni por nadie, eres genial.
    Un abrazo.

  7. Mai Maestre

    Jo David! Me has emocionado con este documental. Somos legion los que te seguimos, porque eres una persona realmente inspiradora. Me declaro ávida lectora de tu blog y te doy gracias por todo lo que nos enseñas y toda la gente interesante que nos presentas en tu programa.
    Triunfo día si dia tambien cada vez que pongo en practica tus recetas. Y mi pequeña familia me lo agradece.
    Me alegro de que hayas adquirido ese gran compromiso contigo mismo, y te sigas cuidando. Gracias por levantarnos el espiritu y demostrar que si se puede, cuando uno realmente quiere.

    A ver si para la siguiente etapa, hacéis una sección con público, para poder ver cómo se guisa Robin Food, o alguna sección callejera. Eh! pero que no sea solo en Gipuzkoa, no me hagas trampas…

    Un saludo!

  8. J. Antonio Suárez

    Eres un GRANDE! Te lo digo yo! No es fácil desnudarse como has hecho (además con foto y todo ;-). Enhorabuena, no te pares! Y sobre todo, sigue disparando buen rollo. Eso se te da fruta madre! Ánimo! Avanti!

  9. Ana Villar

    Puedo decir que siento una admiración enorme hacia ti. Nunca te he seguido demasiado porque nunca he sido fanática de los canales de cocina, pero sí de lo que es ingerir grandes cantidades de comida. Me pareces un tío cojonudo y es la pera que se te haya hecho un programa como el de ayer. Me sentí muy identificada contigo porque tuve que pasar por un regimen para poder quitarme 41 kg. Lo conseguí como lo has conseguido tú, con esfuerzo y con humor. Es acojonante porder ver que las personas que pasamos por esto tenemos sensaciones iguales y que pensamos de la misma manera. Yo tampoco imaginaba que estaba como estaba con cuarenta kilos más y los que me rodean tampoco lo veían. Tuve que sufrir la pérdida del aita también en un momento así, pero estas cosas, nos hacen más fuertes de lo que ya eramos. No sé si leerás esto o si te importa tres huevos lo que escribo pero yo que sé, me parecía guay decirtelo y agradecer esa fuerza y esa pasión que tienes por todo lo que haces tanto dentro como fuera de los fogones. Eres cojonudo y espero que sigas endulzando la vida de la gente que tienes cerca. Un saludo enorme y te deseo que disfrutes de todos los pequeños caprichos que te das al menos una vez a la semana.

  10. Carlos Yuste

    Estimado David, desde Alcobendas no tenemos la oportunidad de seguirte por la tele pero para eso está internet. Simplemente decirte que tu historia me ha parecido que todos los kilos que has ganado es por el amor que desprendes y que todos los kilos que te has quitado es amor que te has dado para ti mismo así que te mando un poco de buen rollo desde aquí a ver si te quemamos un par de gramos. Gran documental sobre una gran persona (desde luego no solo en lo físico).

  11. Nancy

    Me ha encantado el vìdeo !!!
    Que increìble ver el paso a paso de lo que has logrado bajar , con entusiasmos y compromiso .
    So,o has cambiado lo exterior , pero sigues y seguiràs siendo un !!GRAN COCINERO !!.
    Adelante por mas .
    Un beso , cuìdate . De una Uruguaya que te sigue desde siempre .
    Nancy

  12. Luis Falcó

    David eres un grande los no te conocemos personalmente te queremos como si fueras de la familia trató de no perderme ningún programa te mando un abrazó. Y sigue con la dieta arriba Rusia seguiremos contigo

  13. Aztumica

    Guau David! Eres todo un ejemplo a seguir. Me encanta que desprendas tanta fuerza. Y me ha encantado lo de que “no conoces lo que es la fuerza de voluntad”, totalmente de acuerdo contigo.

    Por cierto, cómo se llama la canción del inicio? La del final ya sé que es Renacimiento de Kase.O, pero la del inicio no la encuentro…

    Gracias y ánimo :)

  14. David de Jorge E. Autor

    Muchas gracias a todos por estar siempre al quite, frente al televisor o sentados ante la pantalla! Os debo la vida, cagonlaputa! Viva Rusia y hasta la victoria, siempre!

  15. Alejandro de Granada

    Hola David:

    Soy un gran amante y seguidor de tu trabajo, la verdad que siempre disfrute de la cocina pero desde que conocí tu trabajo tu historia me a despertado ese titan del fogón que tenia dentro y con el cual disfruto tantísimo. Te admiro mogollón como cocinero David, pero como persona, mas todavía. Eres positivo y embriagas todo con tu manera de ser. Muchas veces pienso y le digo a mi chica joder…que pena no ser vecino o amigo de David de Jorge para aprender todo lo que sabe y estar dándole el coñazo día si y día también jejejjejeje. Ma emocionado este vídeo y leer todo lo que cuentas de verdad. Espero ser algún día un gran cocinero y poder decir con la boca llena que mi gran referente y a la persona que admiro se llama David de Jorge. Toca conocerte algún día y sacarme aunque sea una fotillo pa enmarcarla seria la polla en mocasines, mejor que una foto con obama o algún artista conocido jajajajjajajajajajajajaja.
    Un abrazo muy fuerte y ojala todo te siga yendo tan bien de verdad, te lo mereces. Garroteee!! Por cierto grandisimo Martín un titanaco el cual sin el yo creo que nada en tu vida hubiese sido lo mismo. VIVA RUSIAAA!!

  16. Lqcdm

    Somos muy, muy fanes. El documental fue fantástico y lo que has escrito se sale. Y explica muchas cosas. Abrazo y adelante.

  17. selvalin

    Perfecto, ha sido un programa buenisimo. Inspirara a muchas personas con el mismo problema no cabe duda.
    Javier
    Londres

  18. Pedro

    A los 42 años la puta crisis me dio a elegir: o vives o mueres.

    Sí decides vivir olvida que tienes una carrera universitaria, olvida que has trabajado y luchado como un cabrón, olvida la puta depresión que te anula como persona y te hace sentir un inutil.

    He decidido vivir, he olvidado quien fui y lo alto que podía mear y he empezado por abajo. He comenzado desde cero pero en algo que me da las fuerzas y las ganas que mucho otros creyeron que me consiguieron arrancar.

    He estudiado cocina e intento ser cocinero. Y donde muchos otros cocineros tienen referentes de mucha estrella, yo te elegí a tí. Mi David de Jorge. El puto amo. La fusión de ingredientes mágicos como el amor, la amabilidad, la ilusión, la alegría y por su puesto el saber cocinar, personificados en un individuo de chaquetilla XXXXXL.

    Gracias, por ser como sois, por hacerme sonreir en lo momentos en los que solo pensaba en llorar y en enseñar al mundo el arte de las guarrindongadas.

    Alto, bajo, gordo o flaco eres mi referente y como tal te animo a que enciendas el fogon y a fuego bajo te reduzcas y concentres hasta que uses una chaquetilla XL. Pero eso sí sin perder un puto gramo de tu esencia.

    En mi vida anterior a la crisis pesaba 80 Kgs. Luego elegí pasar de todo y me plante en 110, ahora que intento renacer creo que es la hora de imitarte y perder alguno de esos gramitos que me sobran.

    Sé que alguna vez nos veremos y cuando lo haga, intentare vencer mi timidez, abrazarte y decirte que ni Rusia ni pollas, ¡Viva David de Jorge!

  19. Julia Isabel Padilla

    que mas decir … nada de original que te veo desde Francia que te quiero un monton y que doy las gracias por conocerte aunque sea a traves de la tele, eres un tio valiente y un ejemplo para muchos; Un abrazo muy fuerte desde Arles
    Julia

  20. xabi

    David eres autentico aunque no te puedo seguir a diario por que no veo etb si te visto en top cheff y buenafuente y decirte que lo que estas consiguiendo es un ejemplo para todos y no solo a los que nos sobran muuuchos kilos como a mi que también me gano la vida como cocinero y eres un ejemplo en quien fijarse para alcanzar la felicidad. No cambies nunca !!!Viva rusia!!!

  21. PACO DE CUENCA

    Hola David, soy Paco de Cuenca , sin presumir tu mas fiel seguidor en esta mi tierra de La Mancha, llevo años pegado a diario a tu programa de cocina, pero no es cuestión de decirte lo bueno que es, lo bien que cocinas… No , eso no es mas importante de tu programa, los mas importante eres tú y tu actitud ante la vida, tu tenacidad en el trabajo y el afan de superar los problemas día a día, ese va a ser tu legado. Por eso estes donde estes serás un referente para mucha gente, a mí ya me has calado hace años. Una brazo.

  22. Joan

    David, eres un grande ¡Gracias por hacernos sonreír! ¡Mucho ánimo y no cambies nunca!
    ¡VIVA RUSIA!

  23. katy

    Me gustaria saber cuando empieza la nueva temporada de Robin food? Gracias.

  24. Maria Juliana Rodriguez

    Hola, te veo por canal vasco, desde Argentina ciudad de Rosario, pero hace más de 4 meses que no pasan nada tuyo, volverás? ,, te extrañamos, besos

  25. Javierdcg

    Hola, David,
    Te sigo desde hace varios años y desde el principio me gustó mucho el enfoque que le das a la cocina, que trasciende a otros muchos aspectos.
    Tu entusiasmo por lo que haces se puede sentir al otro lado de la pantalla, a mi por lo menos me llega. Da la sensación de que las cosas que haces son sencillas, y por mi experiencia, eso sólo lo pueden hacer las personas con talento; pero es evidente que detrás hay mucho trabajo. Tu trayectoria profesional no es baladí e impresiona con lo joven que eres.
    Tan solo quería agradecerte que nos hayas hecho partícipes, no solo del proceso de perder peso corporal, si no de dejar atrás todo ese peso que llevamos en la mochila cuando andamos por estos mundos de dios.
    Sin duda tu actitud es un ejemplo. El entusiasmo, alegría y determinación que irradias, como te decía, es una energía que llega.
    Tengo una hija de 7 años y, entre otros, eres alguien a quien acudo como referente, para enseñarle la actitud con la que hay que enfrentarse a las cosas.
    Lo dicho, muchas gracias y salud….cagonlaputa!!!!

  26. Juan

    Hola me llamo Juan y vivo en Costa Rica Centroamérica y soy un fanático de la cocina me encantaría un libro tuyo,,,, claro no se sí lo puedo adquirir

  27. PAQUI DE HARO

    Hola, me gustan mucho tus programas y también los pongo a la práctica porque me gusta mucho la cocina lo que mas me gusta son los viernes las guarrindongadas jajaja. Te felicito por el esfuerzo que estas haciendo con tu lucha contra la obesidad yo también llevo un año operada como tú de una reducción de estomago he dejado 58kilos y estoy muy contenta, animo todo se puede conseguir.

  28. carmenalmagro

    No te conocía y a través de una noticia en un periódico he sabido quien eras y he llegado hasta aquí.
    Uffff, eres un tío ….en fin, no se que palabras emplear, seguro que lo has pasado muy mal, pero desprendes alegría al contar tus problemas con el peso.
    Sigue así, eres muy grande, mucho!

  29. Jose Luis

    Me he quedado acojonao al leer tu biografia: que tío. Muchas gracias por ser tan cojonudo y además atreverte a contarlo. Ojalá te vaya bien David, de todo corazón te lo digo. Si algún día coincido contigo te lo diré a la cara pero que lo sepas: eres de los que rompen la media para hacer de este mundo un lugar mejor en el que vivir. Aunque no te conozca. es bueno saber que existes. Cuídate.

  30. PEDRO SUAREZ-VARELA

    HOLA,ME LLAMO PEDRO Y SOY DE CORDOBA,ME SOBRAN 40 KILOS Y ME GUSTARIA QUE ME DIJERAS DONDE MIRO TU PLAN PARA HACERLO YO,EMPEZAR ESTE LUENES CONTIGO,UN FUERTE ABRAZO Y ME ENCANTAS TU Y TU PROGRAMA.

  31. Miguel Angel rosado

    hoy prepare unos solomillos de cerdo encebollado que quitan las penas.Gracias por ser tan prusiano,Me encanta el programa.UN ABRAZO DE OSO.

  32. MIGUEL ANGEL ROSADO

    JODER QUE BUENO ES EL BERASATEGUI,LO HACE TODO FACIL.ME ENCANTA EL PEDAZO DE COCINA QUE TENEIS, QUIEN PUDIERA COCINAR CON VOSOTROS SERIA LA HOSTIA.UN ABRAZO DE OSO PARA LOS DOS.MIGUEL DESDE LEON.

  33. Elena Sierra

    Me encanta tu sonrisa, me gusta mucho tu cocina y tu como persona, aprendemos mucho de todo lo que nos enseñas en la cocina, he de confesar que te he conocido hace poco, pero has conquistado mi atención, no sólo por tu cocina, también por ser auténtico. Yo también voy a empezar el lunes a adelgazar, cuando ando me tengo que sentar cada poco, porque me canso, me conozco todas las paradas de autobús, jajaja, voy a hacer una dieta normal, comer menos, sobre todo por la noche, y dejar los bocadillos que me encantan, y andar todos los días. Un abrazo enorme para ti y para los tuyos, y viva Rusia, mi esposo era ruso, y viva la buena energía que desprende la gente como tu.

  34. montse

    Te dejo la forma para que los huevos cocidos se pelen bien. La vitrocerámica ponerla a tope durante 6 minutos. Seguidamente ponerla al 2 de cocción irse a hacer el amor y cuando vuelves están en su punto. Los pelaras sin problemas. Un saludo

  35. Miguel Angel

    Lo probare esta tarde,gracias por estos consejos tan sensuales.la cocina da mucho juego en cuestiones de amor.Un abrazo.

  36. José

    Impresionante historia.

    Me he quedado de piedra al verte ahora tras conocerte en los videos con Yarza y sus panes.
    Por cierto, ¿te has dado cuenta que Carlos Zabala te dice en el minuto 50:27 que te has quedado hecho una “sífilis”?

    SIgue bajando, y que esa traidora de báscula que tienes nunca marque más de 130.
    Supongo que con el cambio, el primer día que pusiste los pies en el suelo flotarías… No nos has contado esa sensación, al ver que tus rodillas y tobillos dejaron de resoplar.

    Si esa es tu victoria, lo has conseguido. Enhorabuena.

  37. Alba Robles

    ¡¡Hola, “Robin Food”!! Me encanta tu historia, tanto como las que haces en la cocina o sea: muchísimo. Pero yo también tengo una y es mía. Soy mexicana y no tan joven. Un día conocí a un español precioso y decidí que lo amaría. Pero soy muy mexicana y no “me hallo” fuera de México y Gonzalo es muy español y tampoco puede vivir lejos de su patria. Así que sin pormenores -porque ocuparía mucho espacio- te contaré que hemos decidido pasar temporadas visitándonos en nuestros respectivos países. Y he conseguido ganar como 20 kilos desde que viajo a España, desde el 2009. Hemos copiado algunas de tus recetas -sin bobadas-, uuuhhh, pero creo que el jamoncito, las chuletillas, el cochinillo, la ensaladilla… etc., y todo con este genial aceite de oliva quieren quedarse en mí, para siempre…. ¡¡por Dios!! pero ¿qué puedo hacer? es delicioso. Soy de Chiapas, al sureste de México (frontera con Guatemala) y mi tierra es rica en frutas y verduras… y buena carne y claro, también tenemos recetas autóctonas, pero no te las doy, simplemente porque no creo que varios de los ingredientes no se consiguen en España… como el Chipilín… o el Chayote… Pero tú me encantas y siempre que puedo te veo en tele o por internet. Un abrazo muy mexicano, querido David, y sigue poniéndote tan esbelto y guapote. Alba.

  38. Jose Mª

    hola David,
    como escuche no se donde , “los gordos se comunican como por esporas , y se entienden,…”
    pues eso , que palmo a palmo se lo que dices, a veces pa´llorar otras pa´revolcarse de risa,
    desde la infancia, pasando por los “toxicos”, hasta …todo
    seguro que seria una pasada tomar unas copas , sin pasarnos que ya tenemos una edad
    un fuerte abrazo compañero

  39. Rodrigo

    Tío tienes la virtud de divulgar la cocina de una manera sencilla y divertida,cada vez que veo el programa,aunque haya acabado de comer,me entran unas ganas de papear del COPÓN.No se si me gusta más comer o cocinar?Sigue así.

  40. antonio 30

    Buenas tardes David!!!!.
    Que ha sido de los lunes adelgazantes???
    Y de pesarte todos los lunes ???
    Mi mujer deja de verte si no te pesas.
    Eres una persona peculiar, un espiritu guerrero, nos encanta verte todos los dias.
    Nuestro dialecto esta sufriendo metamorfosis desde que te seguimos.
    Sigue haciendo porno comestible.

  41. Marta

    hola David . te sigo desde hace mucho tiempo. Es mas , asta te he dado de comer. he trabajado en el txantxangorri en onyarbi con diego y viniste un dia a comer . me acuerdo perfectamente que te comiste un magred entero a la plancha. tengo problebas de obesidad y me gustaría saber el nombre del medico y la clínica donde te operaron. me da mucho miedo pero siento que estoy perdiéndome muchas cosas que no puedo hacer, como jugar con mi niña pequeña. animo y suerte y dales duro a los de la “gran pantalla”…. un abrazo..

  42. Cary moreno

    Soy una andaluza y amante de la buena cocina, pero cocino como lo hacía mi madre. Me gusta vuestra cocina, es sencilla y rica. Espero algún día poder visitar el País Vasco y disfrutar de su gastronomía. Felicidades por vuestro programa. Saludos a todos.

  43. Gerardo Almenar.

    No pienso que seas ni mejor ni peor cocinero que otros, lo que se de ciencia cierta, es que si no fueras un auténtico loco de la cocina y de los fuegos, no podrías interpretar los platos como lo haces, enhorabuena David me haces feliz.
    El otro día en mitad de una reunión que se estaba complicando, solté un ” no os preocupéis, esta va a quedar que se caga la culebra” la gente se relajo bastante y pude salvar la sitúacion .
    a eso me refiero, tu lo sueltas casi todos los días delante de las cámaras y NO PASA NADA.
    A por todas Crack

Deja un comentario