Crónicas de Aldabe (3)

por
Archivado en: Dicen de mí

cronicasdealdabeweb

O de las andanzas en los fogones de una cuadrilla de zampabollos sin cuartel.

Dicen que no hay dos sin tres, así que vuelvo al galope para compartir con toda mi audiencia el festival gastronómico del pasado sábado. Como sigamos así, visto el éxito de esta crónica, tendremos que habilitar el vecino Frontón Uranzu para montar allá las cenas, pues son cada vez más los amigos que quieren protagonizar y compartir las animadas veladas en nuestra querida sociedad irunesa. Sois todos bienvenidos, no perdamos jamás el apetito.

Pues eso. Tercera crónica.

Comensales. Jesús, Julen, Aitzol, Alberto, Tomi, Iker, Maguila, Dinio el taxista más raudo de todo el Bidasoa -abajo, en la foto-, Buta, Ricardo y el que esto escribe, el gran Bolo, Conde del Kalimotoxo, Marqués de Cáceres con Cocacola, príncipe azul de todas las vascas.

Empezamos la tarde tomando unos tragos en el bar Chic, pues como todos saben, una copita abre el apetito y estimula el fondo del estómago. Más tarde, acudimos puntuales a la hornada de pan de las seis en ultramarinos Solbes, donde agenciamos unas barras bien tostadas y el postre, de paso. El resto de la compra se hizo el viernes, somos chicos previsores.

El cordero, procedente de las tierras del Cid Campeador, llegó hasta nuestra mesa en el cesto del amigo Alberto y desde el mismísimo Logroño –observo, con sorpresa, que el cordero está viajado, ¿será por eso que hizo una salsa del carajo?- Qui lo sa.

Prolegómenos. Llegamos a la sociedad gastronómica hacia las siete y media de la tarde y con cierta prisa, previo paso por la iglesia de Nuestra Señora del Juncal para firmar como testigos de la boda de Ainara y Julen, a los que deseamos salud, felicidad, muchos niños y larga vida marital.

El cordero era hermoso y esperaba sobre la mesa para asarse, así que una vez extendido sobre el fondo de una rustidera, lo sazonamos y rociamos con su cuarterón de agua, directo al horno. Preparamos la salsa para unos champiñones guisados con su punta de picante y extendimos en platos una cecina de León seleccionada por Julen. Me entra hasta el hambre, tan sólo al recordarlo.

Mientras tanto, descorchamos dos botellas de blanco alemán Lionel Dufour Riesling 2.007, gentilmente ofrecidas por Aitzol. Refrescaron nuestros gaznates del calor de una kokotxas en salsa verde que nos dejaron a probar los “viejos” que guisan en la sociedad los viernes de víspera y a los que saludo, pues son unos castas y unos cachondos.

dinioweb1De entrantes. Arrancamos a las 10.15 con la cecina y los champis, con su salsita oscura.

De segundo. Continuamos con el asado, que aterrizó en la mesa puntual, a las 11.15, escoltado de lechuga tierna aliñada con cebolleta.

De postre. Un asado es la madre de la sabiduría, lo saben los monos. Así que para celebrarlo y rematar, qué mejor que unos pastelillos de Casa Eceiza, conocidos en toda la comarca por su dulzor y exquisitez.

The money made for seen it in. I new hair is cialisbestonstore have owned. It’s and use that real or oil then.

Bebida. Durante la cena, sidra fresca y vino tinto. Yo le arreé al santo kalimotxo y de copa, más tarde, todavía más. Agua, poca.

Cafés. Cortados, solos y carajillos a mansalva. Yo nada, que luego no duermo.

Copas. Casi a medianoche, chupitos de orujo, patxaran y bebida larga “on the rocks” de ron, ginebra y whisky. Ya inspirados, dio comienzo el campeonato de mus relámpago que tuvo como vencedores, para variar, a la acorazada pareja formada por Alberto Alsua y Julen Aginagalde. Animada tertulia y aislados cánticos populares a cappella

Salida de la sociedad a las 2.20 de la madrugada.

Mención aparte merece la mano del cocinero Jesús Viana Iguiñiz -que Dios guarde muchos años-, pues si no lo nombro con sus dos apellidos me parte en dos y me estofa en chilindrón, haría buena cazuela el muy jodío. Vaya chef, el tío.

Vuelta al ruedo y para casa.

Hora de arribada: dato no disponible.

Seguiremos informando.

Crédito fotográfico by Bolo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 pensamientos en “Crónicas de Aldabe (3)

  1. David de Jorge E.

    una pregunta… los cafés se acompañan de sacarina? la cocacola de los cubatas es light?

  2. Maguila

    “Mamaaaaaaaaaa; yo de mayor quiero ser cordero lechal y caniballlll”

  3. Maguila

    Para light nosotros, dignos competidores del pavo del anuncio de coca cola light. Qué cuerposssssss, qué esbeltez la nuestra! (memorable)

  4. Bolo

    Por supuesto, el cordero solo comio hierba, los champiñones crecen en la huerta… Todo lo que comemos light, ¡que hay que mantener estos cuerpos!

  5. Paco

    ¿Puedo ir, sólo para veros comer y beber?
    Prometo estar calladito.(Va a ser dificil)

  6. Paco

    Que raro estando Dinio en la cena, no he visto que en los entrantes hubiera morcilla del Bidasoa…????

  7. David de Jorge E.

    … los champiñones creciendo en huertas, la morcilla del bidasoa, gentes que quieren ir a veros comer… esta crónica es como una peli de tim burton, llena de luz y fantasía… muchas gracias bolo por tanta poesía.

  8. JAIME

    YA ES HORA DE QUE SE RECONOZCA LA GRAN LABOR DEL MAS GRANDE DE LOS CHEFS DE LAS SOCIEDADES DE LA COMARCA DON JESUS VIANA EL GRANDE

Los comentarios están cerrados.