Artajo 10 Koroneiki

La mejor variedad de aceite de oliva para refregar una tostada es la que se elabora con koroneiki, que tiene nombre de aburrido cantautor francés de poblado bigotazo blanco y resulta ser una aceituna menuda originaria del norte de Creta y suroeste del Peloponeso, que para más señas y como todos ustedes saben, es el territorio en el que se fraguó la civilización contemporánea, ¡viva Pericles con su ladeado casco de moto y la diosa Palas Atenea!

Manda huevos que los doctores de la ciencia nos mareen tanto con lo que debemos o no comer, pues los más viejos de la tribu recordarán que hace no tanto el pescado azul y los huevos eran casi venenosos y hoy ocurre justo lo contrario, pues se convirtieron en “súper alimentos”, ¡haibadios!

Los amigos navarros de Artajo las pasaron putas en la década de los sesenta del pasado siglo, pues fueron tiempos en los que otros aceites vegetales irrumpieron agresivamente en el mercado y los doctores desaconsejaban el consumo del aceite de oliva, que hoy recomiendan casi beber como bendición para cualquier mal.

Los tiempos son otros y la misma cuadrilla familiar de Fontellas lleva años colocando en el mercado el mejor aceite navarro elaborado jamás hasta la fecha, que en el caso de este monovarietal, condensa la misma esencia de la existencia primitiva en cada gota, pues es ingrediente sanador verde intenso con toque amargo que le va de perlas a una merluza recién hervida, a una escarola con ajos o a una simple patata cocida, que se transforma en ambrosía en cuanto se viste de oro, como los toreros valientes.

www.artajo.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario