Imperial Reserva 2012

La víspera del nacimiento de mi sobrino Nicolás, brindamos por la vida, por la salud de los presentes y en recuerdo de los ausentes, con un liso de este vinazo de bandera que es un clásico riojano más noble que Telmo Zarra, pues acompaña de miedo cualquier efeméride.

Sin dar mucho detalle y como preparación mental del alumbramiento, nos calzamos un combinado de escalope empanado con dos huevos, patatas fritas, alguna txistorra peregrina y un bol de lechuga aliñada para despistar. La madre está muy guapa y el chaval pesa como una bolsa de chuletillas de cordero, ¡animalito!

www.cvne.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario