Galletas “Mariñeiras”

Vivimos un resurgir del mundo marinero y echamos de menos a nuestros viejos atuneros de madera, con esa nostalgia de tiempos pasados y el reconocimiento a la mar, a la que tanto deben los pueblos costeros por haber sacado durante siglos la prosperidad de sus profundidades.

Me ha quedado un comienzo como de Simbad el Marino, pero cierto es que están de moda los festivales marítimos y todo pichichi quiere subir a bordo del “Kaskelot” o aguarda impaciente durante días la llegada de la fragata “Hermione”, réplica de la que en su día gobernara el capitán Pigott, hombre partidario de la disciplina impuesta por la fuerza, el terror y el castigo, ¡madre mía! Si leen los relatos del inglés Patrick O´Brian, se les pondrán los pelos como escarpias y sabrán que en aquellas singladuras se combatía con pobres remedios el escorbuto, pasando todos más hambre que el perro de Carpanta.

Las galletas marineras que hoy les traigo, sustituto patrio de las aristocráticas “crackers”, son una adaptación moderna del “pan o biscocho de barco”, una solución antiquísima para conservar el pan en largas travesías oceánicas. Las elaboran en la mismísima Chantada, provincia de Lugo, que además de vinazos, chorizos, romerías y empanadas, ofrece al mundo estas crujientes galletas de larga duración con las que podrán empujarse una lata de mejillones o un pedazo de viejo “Stilton”, si prefieren un final más rimbombante y propio del Almirantazgo de la Marina Británica, ¡dios salve a la reina!

www.daveiga.es
Precio aprox.: 2 euros/100g

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario