Ponche segoviano “El Alcázar”

En alguna ocasión hemos tratado de la delicadeza del ponche, que como todos saben es un postre que bordan en Segovia, aunque su fama se extienda allende los mares en todas las confiterías españolas.

Siempre son muy divertidas las discusiones pasteleras entre Tirios y Troyanos y esas batallas campales entre los defensores de un milhojas, un pastel ruso, una opilla o un brazo de gitano de éste o aquel obrador, irreconciliables en la mayoría de los casos. Seguro que no será necesario que nos arreemos a garrochazos como en los grabados de Goya, pues creo que no admite mucha discusión, si lo prueban, y coincidirán conmigo en que quizás sea éste el mejor ponche del mundo mundial.

Es el de la pastelería El Alcázar, en la misma plaza Mayor, a dos pasos de la catedral, tres del asador de Josemaría, cuatro de la tienda de Wenceslao, cinco del acueducto y de casa Cándido y a unas pocas leguas de Carbonero el Mayor, que es la reserva “Monte Nevado” del mejor cerdo graso, ¡viva el tocino!, iré al grano, que me lío.

Su eslogan es “ponche segoviano, por muchos imitado, pero por nadie igualado”, y así llevan desde 1926 endulzando al paseante con su oferta de tortas del Alcázar, magdalenas, mantecados, mazapanes, amarguillos, mojicones, pasteles, empiñonadas, yemas e incluso turrones caseros, apenas variaron desde entonces, aunque el grueso de su clientela haga cola para trincar el ponche, cuya manufactura es secreto mejor guardado que la Coca-Cola, aunque se reconozcan a simple vista las almendras y la yema. Lo venden todo en la tienda, lo fabrican fresco y la gente lo compra recién hecho, es la clave. Y cuando se termina, se acabó. Se joden, se toman un yogur de postre y otro día van y madrugan.

www.ponchesegoviano.com
Precio aprox.: Pieza para 6 personas, 23 euros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario