Aceite de nuez “Maitia”

Ahora que está de moda la peli “Handia”, que no cosecha más que premios, les diré que este precioso elixir se elabora muy cerca de donde nació Miguel Joaquín Eleizegui Arteaga y rodaron su historia. Así que si quedaron boquiabiertos con la talla y la narración de su vida, podrán rematar y rendirse ante este aceite de nuez de extraordinaria finura.

Jon Arruti es el padre de la criatura y se dedica a la cría de vacas limusinas en su caserío Oiarbide-Saletxe de Beizama. Acostumbrado al traqueteo de las bestias y a andar de un lado para otro haciendo tratos, tropezó en la Dordoña francesa con una botellita de aceite de nueces y se quedó con la copla de que para obtener un litro necesitas ocho kilos.

De vuelta a casa, seducido por su sabor y posibilidades en la mesa y con el privilegio de la abundancia de nogales de su entorno, soñó que obtendría un zumo bien particular y salvaría a las nueces, de paso, de una muerte cruel ajusticiadas en las sidrerías con queso y membrillo: siempre es mejor subir a la barca de Caronte exprimida que cascada, no hay discusión.

Aunque algunas peluqueras lo utilicen para hacer mascarillas en la piel, este elixir le da un puntazo soberano a una escarola aliñada con ajitos, a una vinagreta, sirve para iluminar de otoño una tostada o para enriquecer una salsa de caza y convertirla en perfume parisino. Además, ayuda a reducir el colesterol y facilita los masajes excitantes, así que si enganchan a Jon Kortajarena, cómanselo untado y refregado con este aceite colosal.

Precio: 28 euros – 50 cl.
intxaurolioa@gmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario