Señorío de Cuzcurrita 2011

El tío Julián y Fernando son mis padres putativos y cuando salimos a comer zampan y pimplan sin gilipollez alguna, que es la condición del que anduvo, retuvo, es senador y no se anda con chiquitas.

Así que como pagaba yo la factura y estaban radiantes, no dudaron en echarse al macuto en el Hiruzta hondarribitarra unas piparras fritas, revuelto de zizas, besugo, rodaballo a la parrilla y chuletillas de cordero.

Eso sí, empujadas por este vinazo riojano con una relación calidad precio que rompe la pana, de notable color cardenalicio y con una nariz y un trago de órdago que invita a abrir una botella tras otra, como si no hubiera un mañana. Es un vino para beber con sed y entusiasmo.

www.castillodecuzcurrita.com
precio: 15 euros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario