Martínez Palacios reserva 2008

Labastida está enclavado en pleno país de cucaña, que es lugar en el que crecen longanizas en las ramas, podrán comer patitas de cordero en el Aguileta, dormir plácidamente en el Jatorrena o conocer a la banda más atómica del firmamento musical, los incombustibles “Piñamitas”, que de comer, beber y vivir saben un rato los muy cabrones.

Tuvieron la gentileza de presentarme esta pedazo de botella y caer rendido a sus pies fue todo uno, pues es vinazo de la cercana Ollauri, con el poderío y la elegancia de una bailarina del Bolshói vestida de rojo cereza, con paso sabroso, misterioso y de fácil entendimiento, es decir, agrada sin misterios, sin retrogustos a polilla peluda ni idioteces.

www.bodegasmartinezpalacios.com
precio: 12 euros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario