Aceite de oliva virgen “El Callejón”

En este mundo extraño y agobiante uno debe buscar padrinos para las actividades que lo sacan del tedio y la grisura en la que pasamos buceando algunas horas del día. Ya saben, me refiero a esos incondicionales compañeros de mus, a ese frutero que nunca nos da picota por cereza gorda, al camarada carnicero que jamás traicionará nuestros molares con un filete tieso o a nuestro “camello” de vinilos favorito, ese “fichaje” que está ya en peligro de extinción pero que bucea y rastrea todas esas reliquias sandungueras que nos hacen mover el esqueleto.

Tengo que confesarles que el amigo Antonio Rodicio es uno de mis informadores secretos de todas esas golosinas que campean por esta España del Cid, que nos ofrece pedazos de elixires como el que traemos a colación. “El Callejón” es un molino tradicional de la sierra de Cádiz en el que se curran un aceite de producción ecológica de gran finura, obtenido de la variedad Acebuche, que para que ustedes entiendan es una especie de aceituna “chuchurría”, pues es chica, de hueso grande y poco carnosa, la muy “japuta”.

Crece en la cuenca del Guadalete agarrada al olivo silvestre, que no impone como ese olivo majestuoso que todos guardamos en nuestra memoria, pero del que se obtiene poca cantidad de oro líquido con un sabor y aroma únicos. Lo molturan en piedra, prensado en frío en capachos y lo clarifican por decantación natural en tinajas vitrificadas como las que encontraba Jacques Cousteau en el fondo marino en sus documentales en blanco y negro de los domingos de nuestra infancia. ¡Larga vida al señor Antonio para que esta sección siga brillando de solemnidad!

www.molinoelcallejon.com
Precio aprox.: 12 euros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario