Pastel de carne Bonache

O de un pastel relleno que es un despelote de luz y de sonido

Uno vuelve enamorado de Murcia y de esa gastronomía luminosa y feliz que, como un torbellino, arrasa allá por donde va gracias al calor de su gente, a lo genuino de su formulario más ancestral y a la climatología, tan benigna ella y tan graciosa para todos los productos hortofrutícolas, el mar, el establo, los vinos y la vida contemplativa. Así, sus caballitos, las marineras de ensaladilla coronadas por una anchoílla, la mojama y las huevas curadas de mújol o de maruca, arrasan allá por donde uno va, aún mejor si las empujas con un par de cervecitas heladas.

Pero el ritual de llegada murciano debe incluir siempre una visita a la majestuosa catedral, con una vueltecita por su confesionario para redimir nuestros pecados, y un posterior garbeo por la Plaza de las Flores, que como todo el mundo sabe está llena de marcha, pecado, jota, alegría, barras concurridas y pasteles de carne, como el que manufacturan los amigos de Bonache.

No se corten un pelo, pillen servilleta y zámpense a dos carrillos en el mismo mostrador alguno de sus pasteles con su base de pasta brisa, picadillo de ternera, huevo duro, sesos y menudo de chorizo, cubierto por una deliciosa y delicada espiral de fino y crujiente hojaldre que parece bocado de cuento de las mil y una noches. Del pastel de carne se dice que es “regalo para gente rica y un apaño para la pobre“, y otros menos mirados le atribuyen la virtud de servir tanto para “un roto como para un descosido“, pues de igual forma podría verse en una gran mesa engalanada para reyes que en el zurrón de un pastor o de un mendigo.

Como comprobarán si lo muerden, la gracia del asunto reside en la cubierta, que es fina y misteriosa como un huevo Fabergé, y recuerda el crujir de esas pastelas que se zampan en toda la cuenca norteafricana. Así que larga vida para Celia y Carlos Balanza, los hermanos que gestionan este feliz obrador que hornea desde 1828, el mismo año que muriera en Burdeos el genio de Fuendetodos, Francisco de Goya y Lucientes, DEP.

Bonache
www.pasteleriabonache.com
Precio aprox.: 3’30 euros el de ración de 12 cm.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “Pastel de carne Bonache

  1. Cristóbal Pescador

    Los de la pastelería Maite en una calle cercana a la Catedral para mí los mejores, después de haber peregrinado por toda Murcia para compararlos.

Deja un comentario