Ginebra Saint Mary

Con una ramita de tomillo, los cocinetas somos capaces de conquistar el espacio, pues añadida al sofrito de una salsa de tomate, en las tripas de un escabeche, en la bandeja del pollo asado del domingo o en la botella de ajilimójili con el que pringamos costillas, alitas, tiras de asado y zancos de pollo, podemos montar un lío en la boca de tres pares.

Lo que no imaginaba uno es que un buen puño de tomillo sea la estrella invitada también en la elaboración de esta fantástica ginebra valenciana, al más puro estilo de las “London Dry Gin”, parida además en la luminosa localidad valenciana de Alzira. Si vierten un tiento en un vasito y arriman la pinocha advertirán el chute del tomillo y la potencia cítrica de las naranjas y los limones que crecen por aquellos paisajes, combinando su fragancia con el toque del cardamomo, el cilantro, la angélica y la folclórica menta, en un trago seco que es un verdadero despelote.

La elaboración es completamente artesanal y sufre tres destilaciones en alambique de cobre. El amigo Ángel es uno de los padres de la criatura y define a su hija recién parida como una ginebra “unisex, elegante y creativa, con un diseño diferenciador inspirado en la sencillez de las formas, en la moda, en la elegancia de las antiguas figuras de Hollywood, en la pureza de lo simple que combina perfectamente con su sabor elegante y lleno de personalidad”.

Ciertamente está vestida elegantemente, pues la botella es chula y salta a la vista, así que aprovechen si la pillan por alguna barra o en las estanterías de su proveedor habitual y animen los hielos en los vasos cosa fina, empujándose con moderación algún gin-tonic que se salga de los cánones habituales, eso sí, no se me vuelvan locos: al vaso bien fino con hielo bien macizo le van de perlas los “twist” de limón amarillo, limón verde o pomelo, una ramita fina y tierna de tomillo limonero, hierbaluisa, albahaca o menta refrescante. Eso sí, siempre con tiento y en pequeñas cantidades, sin convertir aquello en un jarrón o florero lleno de hierbas, palitos y comistrajos, ¡la Saint Mary se merece un respeto!

www.saintmarygin.com
precio: 29 euros

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario