Pepechup

O de una salsilla sabrosa que convierte cualquier roto en descosido

En este paisaje de gastrónomos espontáneos en el que todo cristo es estupendo y se ducha de mañana con agua de Vichy esferificada, ¡digo!, no está nada bien visto decir que le gusta a uno lo gocho, que añades vinagre baratero a las lentejas que guisa tu madre o que adoras los bocatas blandurrios de pan mierdoso con chorizo pamplonica. No olviden que el kétchup tiene su origen en aquellos cátsups o salsas importadas de oriente por los ingleses, que cayeron cautivados por la fragancia y el estilazo de aquellos condimentos potentes que animaban tanto sus aburridas salchichas o bacalaos hervidos empujados con tazones de té o espantosa cerveza tibia.

Así que me declaro acá en público un firme defensor de los guarreros kétchups que comen los chavales jóvenes y no tan jóvenes, pues ésta salsilla es como el “Sálvame”, que nadie lo atiende pero arrasa en audiencias y donde dije Digo, digo Diego, ¡somos unos falsos del carajo! El que elabora el amigo David Martínez es sabroso y noble de pelotas, pues está parido para ser comodín de la jamada en cualquier platillo que se precie, igual dan patatas que hamburguesas que salchichas que calabacines que pollo que pescadito plancheado, cumple de perlas el cometido de convertir el roto en descosido.

Fluido, de brillo apetecible y para todos los públicos, no pica, ni es ácido, ni demasiado dulzón ni da el cante por ese habitual color rojo artificial, bien al contrario, su aspecto anaranjado “Johan Cruyff” le da el tono de las salsas que todos nos curramos en casa en algún momento y pasamos por la batidora, ¡chium-chium-chium! Comercializan otros productos envasados de muy buena factura, platos guisados y demás enseres de artillería cocinera que son tan útiles para el tonto ciudadano moderno, sin tiempo para guisarse pero siempre dispuesto a perder el tiempo con chorradas, pegado al puñetero “uasap” del endiablado móvil, ¡menudo mondo mondongo!

Pepechup
www.zencocina.com
Precio aprox.: 3’15 euros frasco de 290 g

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “Pepechup

Deja un comentario