Empanadico Power

Archivado en: Alíñame el día

empanadico-1

O de una maravilla respostera.

Él no lo sabía, pero cuando nació, José Luis llevaba la palabra “Empanadico” tatuada en la frente.
Lo que sí tenía claro ya desde el momento del nacimiento es que iba a pasarse gran parte de sus días al calor de los hornos y metido en harina hasta las cejas, pues ya los abuelos de una parte regentaban la histórica pastelería La Flor y Nata de Huesca (hoy desaparecida) y el abuelo de la otra parte era molinero.

Así que con estos mimbres familiares se tejen hoy en la panadería Ferrando de Siétamo cientos de empanadicos cada semana.

empanadico-4Y se preguntarán ustedes qué es un empanadico y cómo se hace. Y yo les responderé, a la primera cuestión, que es un dulce delicioso y a la segunda, que le pregunten a José Luis, aunque sospecho que no va a soltar prenda.

Total, que esta maravilla repostera es nada más (y nada menos) que una lámina de hojaldre basto, según dice el propio panadero, aunque a mí me parece de una finura brutal, sobre la que se colocan láminas de calabaza (o manzana), pasas y piñones, se dobla sobre sí misma, se recubre de azúcar con canela y se mete al horno a 235 grados durante unos 25 minutos.

Hasta ahí, bien. Pero en esta panadería sietamina nadie más que el maestro panadero conoce la receta exacta del manjar. Ni siquiera Meli, la panadera y esposa del panadero, sabe los secretos íntimos del empanadico. “La receta exacta no la conoce nadie más. La masa la hace el solo y, si no está él, no se hacen”, cuenta la propia Meli, toda una institución en la comarca y parte del extranjero.

empanadico-2

Y es que este establecimiento, situado a los pies de la Sierra de Guara, tiene una magia muy especial no sólo por lo que sale de sus hornos, sino también por cómo se cuida y se atiende a los parroquianos. No falta una palabra de bienvenida, ni una sonrisa, ni las ganas de que uno salga de allí, como poco, contento.

Ni que decir tiene que es todo artesanal… Hasta la contabilidad:
-¿Cuántos empanadicos vendéis al año, Meli?
-Uy, pues no sé… ¿Cuántos empanadicos vendemos, José Luis? Dos mil, tres mil… No sé, igual cuatro mil. Ni idea, vamos. Que hasta la contabilidad es artesanal.

empanadico-3

Así da gusto… Aunque no sólo de empanadicos vive Siétamo… Multitud de bollos (dobladillos, lazos) y otras delicias saladas, además del famoso “pan de moños” o “pan de tetas”, que sigue fermentando en cajones casi centenarios y cubierto por paños que podrían contar la historia de una tercera generación de panaderos que debería perpetuarse hasta el fin de los días.

Larga vida al empanadico de Siétamo.

Panadería Ferrando
Calle Arrabal, 20
Siétamo 22.120 Huesca ‎
974 26 22 92 ‎

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario en “Empanadico Power

Deja un comentario