Agorregi

agorregi_4

O de un restaurante con un don del gusto que ni se compra ni se vende.

agorregi_3

Beatriz Bengoetxea y Gorka Arcelus pilotan un pequeño gran restorán.

Si algún día cogen el auto y se plantan en Aia, alucinarán en colorines con los dominios que rodean el monte Pagoeta, un derroche de contrastes que son puro espectáculo, el bosque pintarrajeado con gruesos brochazos de mil tonalidades, naturaleza en plena ebullición. Aquel paraíso acoge además otra sorpresa en su paisaje cuando menos curiosa, la ferrería de Agorregi, entre cuyos muros se coló la fuerza del agua para modelar el hierro. Tamaña empresa se detuvo durante varios siglos y la vegetación salvaje fue poco a poco tragándose los viejos muros, hasta que en los ochenta la diputación guipuzcoana adquirió el conjunto monumental para recuperarlo y ponerlo a disposición del público que felizmente pasea por allí. El constante traqueteo del mazo y el rugir del fuelle crean una particular banda sonora que deberían escuchar al menos una vez en la vida.

agorregi_1

Nuestros protagonistas de hoy, Gorka Arcelus y Beatriz Bengoetxea, se enamoraron de la magia de este entorno cuando abrieron su primer restorán llamado Benta-Berri en Aia y prometieron que si inauguraban un siguiente local no llevaría otra denominación sobre la puerta que la de Agorregi, pues bien saben que los deseos en su larga trayectoria se han forjado sudando la gota gorda a pie de fogón. De tal forma, cuando Gorka y Bea decidieron caminar a su bola, ya atesoraban suficiente pedigrí y “patente de corso” en regla para llevar al comensal hasta el paraíso del zampabollismo suculento, no en vano trabajaron durante años con las tres gracias de Rubens versión chaquetilla: su santidad JM Arzak, el padre Subijana y el obispo Berasategui.

agorregi_2

Desde Aia pasaron ya en 1999 como Agorregi hasta el donostiarra barrio de Igara, ocupando el antiguo club de Tenis, para años más tarde, plantarse con toda su cacharrería en la ubicación actual, bien cerquita, en Portuetxe; Desde entonces trajinan a todo gas con sus dos pistas en marcha, un pequeño bar de entrada con mesas arrimadas a grandes ventanales y un acogedor comedor al fondo. Nunca han renunciado a su estilo, honesto, sin fantochadas, ligando todos sus guisos con bonhomía inmensa, con ese don del gusto que ni se compra ni se vende, a la brava, como los chefs que pisan el suelo con las uñas bien cortadas. Gorka es parco en palabras, se siente como pez en el agua en cuanto viste la mandarra empuñando las cazuelas con su trapo, escoltado por Montxo y María en cocina, y su mujer Beatriz que organiza la sala junto a Jon y Mariaje. Son un equipo dispuesto a darlo todo en cada servicio, tanto a la carta como en los menús diarios, verdaderos chollos de campeonato, créanme, se los quitan de las manos, pues ajustan los precios tanto como las tuercas del acorazado Potemkin. Así que corran y no pierdan ripio, si no conocen la casa no se puede renunciar a los clásicos como el ravioli de jamón ibérico con tomate, albahaca y queso parmesano que esconde una salsa que es puro despelote y se sirve limpio y regado de aceite rico y pimienta molida, el arroz negro con chipirón ligado con queso Idiazabal y alioli, el irresistible txangurro a la donostiarra asado con puré de patatas o los portentosos callos y morros de ternera en salsa con especias, con ese punto electrizante del comino y el pimiento de Ezpeleta que sube la moral que no veas. En pleno vendaval no es tontería refugiarse también en un canasto de verduras de invierno salteadas con huevo pochado, guarnecidas con una adictiva crema trufada. Muy tentador el atún rojo con mermelada de cebolleta y mahonesa de guindillas, así como el clásico pichón soasado en sartén y acompañado de una vinagreta con habas y cebolletas asadas. Entre los postres nunca faltan las torrijas de brioche con helado. A lo dicho, ofrecen diversidad de menús para que salgamos siempre por la puerta como un verdadero pachá de Kapurtala. Si van lo comprobarán, palabrita del niño Jesús. Amén.

Agorregi
Portuetxe, 14
Donostia
T.: 943 224 328
www.agorregi.com
agorregi@agorregi.com

COCINA Todos los públicos
AMBIENTE Modernito
¿CON QUIÉN? Con amigos / En pareja / Negocios
PRECIO 40 €

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “Agorregi

  1. diego

    Cada vez que paso por casa, hay que hacer parada en Agorregi. Un pedazo restoran que además cuenta con un trato fantástico. Un 1 en la quiniela!

Deja un comentario