Pionono

O de un pastelillo que incita al noble pecado de la gula.

La historia de este pastelillo aristocrático y de puro vicio no tiene desperdicio. Arranca en el año 1897, cuando Ceferino Isla González se estableció en la Calle Real de Santa Fe de Granada, abriendo su propio obrador de pastelería.

El buen hombre era devoto de la Virgen y quiso rendir sentido homenaje al Papa que en 1854 proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción de María, que no fue otro que Pío Nono.

Así las cosas, Ceferino maduró la idea de crear un pastelillo que no solo llevara el nombre del sumo pontífice, sino que además recordara su figura de aspecto cilíndrico algo rechoncha, revestida con un balandrán blanco (canastilla de papel en cuyo interior se deposita el bizcocho humedecido) y una coronilla de crema azucarada y tostada sobrepuesta al cilindro de bizcocho (que quiere simbolizar el solideo con el que el Papa cubre su coronilla).

¡Tachán!, el invento no pudo salirle más apetitoso. En 1916, el Rey Alfonso XIII, se enamoró del pastel y como las alacenas reales debían estar bien surtidas, obsequió a Casa Isla con el título de suministradores oficiales de la Real Casa. Hasta aquí, habló la historia.

La única pega que le encontramos al invento es que incita al noble pecado de la gula, pues es empezar y no parar, no hay forma de detenerse ante tamaña provocación aún a riesgo de padecer un ataque y fallecer con el pastelillo en la muturra.

Nos mola el gran Oscar Wilde, a quien debemos una feliz consigna, “la mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella”. Amén.

Pastelerías Isla
Ctra. Santa Fe-Granada A-92G,Km. 3.3
Santa Fe 18.320 Granada (España)
Telf de encargos.: +34 958 510105
Email: info@pionono.com
Pagina Web: www.pionono.com
Lunes a Viernes de 9 a 2 y de 17 a 20 horas.
P.V.P.: Caja de 6: 7 €; Caja de 12: 12€

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 pensamientos en “Pionono

  1. joan fernandez

    Yo los he probado y ese bizcocho humedecido el que no consigue el punto de exquisitez.quedan muy empapados y con la sensaciòn de mojado,como muy bièn matizas humedo.
    Para mi es el defecto,lo siento no compartimos el acabado.
    Saludos

  2. carlos

    Yo soy pastelero y también coincido en que están excivamente emborrachados.

    Saludos.

Deja un comentario