Oda al Tomate

Archivado en: Alíñame el día

O de un apunte escrito por Lorentzo a propósito del tomate.

¿Se puede vivir sin tomate? Por supuesto que sí, como sin vino, sin patatas, sin amor, sin mar, se puede vivir, pero la vida no sería lo mismo, y mucho menos en verano.

El tomate a mordiscos es algo salvaje, con un toque desconocido, una textura diferente, para comerlo así tiene que estar maduro, pero no blando, rojo y muy jugoso, si acaso se puede añadir un poco de sal en cada mordisco, son bocados de placer bestiales.

En ensalada no tiene secretos, para gustos los colores, el punto de  madurez también es personal pero yo lo recomiendo un poco verde, por supuesto recién cortado, con sal (a poder ser en escamas) y aceite de oliva, si acaso un toque de vinagre pero muy suave. El acompañamiento es infinito, me podría eternizar.

A la plancha es cremoso, se pronuncia su sabor y adquiere textura mantequillosa. Admite bien las hierbas, tanto frescas como secas, siendo el orégano y la albahaca sus parejas preferidas. En caliente con otras verduras o en frío con un buen bonito en aceite o unas anchoas. Salivar no es pecado y gozar es muy sano.

En las sopas de verano es el rey indiscutible, gazpacho, salmorejo, o el Bloody Mary del trasnochado. Hasta el cherry tiene su gracia, explotarlos en la boca nos recuerda que hay placeres al alcance de cualquiera. El de pera es especial, por ser el más barato y usado, no hay salsa que se le resista, debería tener una estatua en cada plaza, tiene nombre sugerente y gracias a los italianos, por su pasta, sus pizzas y sus andares, somos mucho más felices.

Escrito por Loren Herrero.

Oda al tomate de Pablo Neruda.

Crédito fotográfico by López de Zubiria

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios en “Oda al Tomate

  1. Loren Herrero

    Tambien merece mucho la pena la cancion de Jorge Drexler con el poema de Neruda, que es grandioso.

  2. su

    ¡¡Viva el tomate!! en todas sus variedades está de muerte! …Y si encima puedes tener varios pies en el balcón, entonces es el no va más!

  3. Alberto Cuadrado

    Que acierto fue plantar algunos en mi terracita, es un verdadero lujo verlos crecer poco a poco, y con paciencia, para incarles el diente a la vuelta de vacaciones.
    Espero que mi hermano esté cuidando con cariño mi pequeña huerta en mi ausencia vacacional.
    Mi «receta» preferida:
    Cortar en rodajas
    Chorrito de aceite de oliva
    Sal
    Órgano abundante (también de mi minihuerta)

    UN MANJAR!!

  4. Xavi

    No se merece un oda, el tomate se merece el Nobel.
    También tengo la suerte de tenerlos plantados. Arrancarlos y oler la clorofila que destila el tallo es genial.

    Una buena rodaja de pan, gordota, y frita en una sartén con un chorrito de aceite. Encima el tomate cortado de cualquier manera + aceite + flor de sal + lascas de parmesano + hojas de albahaca rotas con las manos = una tostada que quita el sentido.

Deja un comentario