Mikel Urmeneta

urmenetatomate1

O de un tipo que es como el mismísimo Challenger pero con destino feliz.

Nunca consigo verlo “in person” y siempre anda al acecho, cuando menos lo esperas pasa en canoa por delante de casa o se sube al mismo avión que te lleva a Formentera, sin que te des cuenta.

Dicen quienes lo conocen que trabaja como una bestia y atesora un sentido del disfrute muy poco habitual; si lo siguen en su blog tendrán la sensación de ir sentados en un cohete a toda mecha que tan solo se detiene cuando hay hambre, sed, recuerdos, tristeza o una fotografía que robar al vuelo.

Urmeneta es atómico, no quiero ni pensar qué ocurriría si coincidiéramos, saltarían chispas por los aires como las bombas japonesas.

¿Un placer compartido?

Besarse como locos.

¿Un placer de tu niñez?

Hacerte el enfermo para no ir al colegio. Día de vago en casa.

¿Un olor placentero?

Mis manos recién lavadas.

¿Un placer egoísta?

Correrse y te debo una.

¿Un placer para tu oído?

El del río, pequeño y rápido.

¿Un placer para tus ojos?

Una mujer tumbada boca abajo, joven y desnuda.

¿Un placer carnal?

Lo que debería seguir a la respuesta anterior.

¿Un placer desconocido?

Orgasmo femenino.

¿Un placer del gusto?

Las ostras.

¿Un placer anacrónico?

Fumar.

¿Un placer que no cueste dinero?

Un vaso de agua helada un caluroso día de verano.

¿Un placer del que avergonzarte?

Sofa y tele.

¿Un placer fuera de tu alcance?

Componer música.

¿Un placer irrenunciable?

La soledad.

¿Un placer sobreestimado?

Follar.

¿Un placer golfo y confesable?

Mear en la calle.

¿Quién es Mikel Urmeneta?

Un vago inquieto que dibuja.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Un pensamiento en “Mikel Urmeneta

Deja un comentario