Copiar y pegar

pegamento1

O de cómo algunos cronistas manguis nos bombardean con insufribles “refritos” diarios.

Desde que Grimod de la Reynière instaurara el moderno oficio de cronista gastronómico, todos los gremios relacionados con la manduca y el bebercio han evolucionado que no veas. El homo sapiens occidental es un bicho curioso, vicioso y caprichoso, pues a pesar de soportar puñado de guerras, hambruna y todo tipo de precariedades en los últimos siglos, se las ingenió siempre para reconstruir colmados, poner en marcha obradores, fogones, almazaras, bodegas o lo que terciara. Después de petardazos y bombazos tocó siempre arrimar el hombro y levantar los negocios creados por tíos, padres, abuelos y tatarabuelos; la Borgoña invadida por los nazis se las ingenió para salvaguardar sus viñedos y viejas añadas almacenadas bajo tierra; las mejores panaderías guardaron a buen recaudo sus moldes, recetarios y levaduras para seguir horneando tras la contienda; los chocolateros escondieron sus habas de cacao, los estanqueros sus mazos de tabaco, los charcuteros sus prensas de jamón y embutido. Y vuelta a empezar.

grimod1Cuando las hogazas salen de los hornos, el vino se embotella, el fiambre se trocea, los quesos salen de las cuevas y las jaleas bailan el son en la cazuela, surgen como setas, los temidos críticos gastronómicos de variado perfil; haberlos, los hubo educados, cautos y precisos, sí, mezclados con gorrones, tripones, zafios, burlones, jetas, puteros, mamones, resabiados o ramplones, pero de carne y hueso a fin de cuentas, que abren boca y mastican primero antes de opinar.

Son otros tiempos, el oficio se extingue y la crítica surge hoy por generación espontánea, pues cualquiera puede, afortunadamente, convertirse en editor de un blog y liarla parda escribiendo sobre manduca y vinos, con mejor o peor fortuna, medios o estilo, aunque muchos ejerzan el oficio sin salir de casa y ayudados por las agencias de prensa que bombardean con sus sorprendentes comunicados repletos de originalidades. Hasta hace bien poco, el oficio de cronista lo ejercían médicos, abogados, letrados o juristas, cuidando la escritura y ocupándose por afición de la reseña gastronómica en prensa, vaciando botellas, viajando, disfrutando, pateando y aprendiendo con la servilleta anudada al cuello, bajando al huerto o a la viña, al fogón y a la parrilla, pringándose los morros y chutando en la calle, que es donde se aprende con criterio.

El “copia y pega” está a la orden del día, doy fe. Desde que escribo en prensa, mi buzón escupe correos electrónicos descacharrantes a propósito de vinos, corchos, conservas, chefs, embutidos y aulas de cata. El asedio no tiene fin, a cualquier hora de la noche y el día se entera uno de cómo cuidan de su línea y su bolsillo en la carta de “Saratoga Taberna”, de las intenciones del bodeguero australiano que mostrará sus vinos en Barcelona, de la llegada de un novedoso formato de envase para el verdel en escabeche, del aterrizaje del sistema pick-up que impide derrames guarros en la sangría embotellada o de un jamón, que este año, nos lo empaquetarán en revolucionario estuche con tapa levanta-saca-quita-y-pon.

Todo bien doblado, envuelto y puesto mono por escrito para que la presa muerda anzuelo y caiga al foso, información lista para calentarse en microondas y ocupar su espacio, servida con sus fotos, bien masticada y blanda, como las croquetas pedigrí-pal para perros. No hay semana que no tropecemos con todo este golferío que convierte el sucedido gastronómico en pura fantochada.

Confíen de la opinión de aquellos que mastican o tragan antes de componer sus crónicas y pártanse la caja de los divulgadores cantamañanas que copian y pegan en vez de bucear entre sofritos y  salsas.

El bueno de Grimod estableció las primeras reglas fundacionales de su oficio ejerciendo de ideólogo consciente y eficaz, comprendiendo antes que nadie hasta qué punto era necesario pringarse con estilo y “savoir vivre”, para instalarse en la crónica “gourmande” honesta y divertida.

Crédito fotográfico by Brunoporto

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

14 pensamientos en “Copiar y pegar

  1. Inesita

    Hay gente que no entiendo como se puede ganar la vida en este mundo de la gastronomia. Ya que hay muchos, muchísimos diría yo que no tienen ni idea. Un@ que está metido en este mundo de la gastronomía y que es de lo peor, es quien escribe los menús del DIARIO VASCO. ¿Quien es esa persona?? ya que nunca firma (no me extraña)y ¿le pagan por esos menús??? es una duda que he tenido siempre.

  2. carlost

    Bajo mi punto de vista estamos en un momento de luces. Por un lado hay una cantidad enorme de basura gastronómica, pero también nunca hubo tanta buena información (Esto me lo debe confirmar el señor DAvid que sabe mucho más que yo).
    Luego está el critério de cada uno. Si disfrutas con Faulkner te importará un huevo el nuevo libro de Dan Brown.
    SAliendo de la crítica gastronómica, hace poco tuve contacto con el mundo editorial gastronómico y cual fué mi asombro al descubrir que la mayor parte de los libros se hacen con bases de datos de recetas y fotos, por gente que tanto escribe un libro de cocina, como uno de informática….
    Cada vez le veo más significados a tu post “Mach-point”
    A por ellos

  3. David de Jorge E. Autor

    inesita, no sé a qué menús se refiere, pero he de decirle que DV ha cuidado muy mucho y siempre los contenidos gastronómicos de su diario, en todas sus etapas, busca-isusi, lapitz, garcia amiano, rafa garcía-santos y muchos otros… me consta que en el sucedido gastronómico es un diario seguido muy de cerca por toda la competencia por su rigor y por estar siempre al día y al filo de la noticia… me fijaré la próxima vez y buscaré esos menús… salud y gracias por andar por acá!

  4. David de Jorge E. Autor

    ostras carlos, me alegro que recuerdes ese post “match-point” porque dice verdades como cebollas de gordas, efectivamente, nuestra gastronomía tiene los pies de barro y no nos comeremos un rosco mientras nuestra industria audiovisual y editorial no sea de calidad y exporte libros, programas o contenidos que pongan los dientes largos al mundo. evidentemente los refritos no ayudan a alcanzar los objetivos, son pocas las redacciones que pueden permitirse el lujo de lanzar a sus cronistas a la calle con bloc, grabadora o cámara… asín nos luce el plumero… salud!

  5. Orges

    Tienes razón David, y lo digo a costa de ser uno de los criticados (bueno, no tanto en lo que se refiere a gastronomía, pero sí en el tema de alimentos, y en el hecho de utilizar de vez en cuando noticias de actualidad de agencia). El mal no es tanto el reflejar esa noticia (puede ser coñazo si se reitera en diferentes medios/blogs) como el hecho de no ser crítico con la información recibida, y plantarla tal y como viene, sin digerir ni ensalivar ni nada. Hay conocidos blogs (los que más entradas tienen en estos temas) que se limitan a fusilar agencias, y parecen ir a muerte un día con un asunto, para ser los abanderados del contrario al día siguiente. El mal está extendido en otros campos, y así tienes a gente trastabillándose con palabras de la ciencia, que les son ajenas, pero opinando con palmaria contundencia, avalados por la seguridad de un nombre de universidad (muy comúnmente yankee) que siempre se encargan de subrayar en la noticia de agencia.

    Muy bueno lo de Faulkner y Dan Brown. Es cierto que esas memeces no deberían preocupar, pero es que acaban teniendo una repercusión muy grande, y en ciertos temas, eso puede ser molesto, peligroso o aburrido.

    Saludos

  6. David de Jorge E. Autor

    orges, la información se recoge como las peras en el campo y la clave del asunto es saber hacer mermelada, compotas, tartas o buñuelos con ellas, ¿no? la fruta apilada sin gracia en el cuenco termina por pudrirse en la basura. es verdad que sabiendo buscar hay fuentes maravillosas en los libros, algunos blogs, medios de prensa y en las aventuras propias, sólo reclamo rigor y estilo para cocinar textos bien horneados y le aseguro que lamargaritaseagita tiene un dorado bien guapo, ya podría cundir su ejemplo. AMEN, ITE MISA EST!

  7. Inesita

    Hola de nuevo David:
    No me refiero en absoluto a los artículos de gastronomía que aparecen en el citado diario ni mucho menos. Sino a los menús que sugiere a diario, en las últimas páginas justo junto al “truco del día”. Es algo tan absurdo que nos divierte mucho leerlo a diario a mis amigos y a mi.

  8. Javi Recetas

    Bueno creo que tienes muchas razón en que en montones de sitios se dan las mismas noticias empujadas por comunicados de prensa o por puro copy-paste.

    En algunos sitios me parece lógico que se den esas noticias (si son difusores de cualquier tipos de información relacionada con la gastronomía) pero en otros se ves que es un simple “voy a rellenar el blog”.. en fin!

    Un saludo.

  9. el pingue

    Yo tengo mi teoría, David. Un post “original” cuesta horas de escritura -o de juntar letras, como en mi caso- y copiar pegar, hablar de lo no visitado, o no leído, o no probado, o no vivido lleva muchísimo menos tiempo.
    El problema existe cuando se “opera” con nocturnidad, es decir, se visten las cosas de lo que no son ni han sido.
    Como en periodismo, y es lo único en lo que nos parecemos los blogs, el prestigio se gana con el tiempo. La honestidad y esas cosas “baladíes” se las lleva uno de casa o no se tienen.
    Un abrazo
    Roberto

  10. Pau Albornà

    Cuántas verdades David.

    Extrapolando el debate al periodismo en general, debo decir que este recién licenciado se da cuenta que el ofico que tanto admiraba y con el que tanto había soñado, no tiene nada que ver con sus expectativas. Nado entre problemas existenciales, anhelando encontrar ese periodismo callejero y comprometido que tanto escasea. También es verdad que la globalización de la información ha permitido que podamos hablar de hechos que están pasando en la

  11. Pau Albornà

    otra parte del mundo, como la apretura del nuevo restaurante de Martín en Shangai, que no sería imposible cubrir. Ahora bien, una cosa es la inforamción pura y dura, y otra muy diferente es la crónica y la opinión. Yo todavía no me dedico a la opinión, creo que me queda mucho camino por recorrer para hacerlo, pero creo que en este campo se debe ser honesto con uno mismo, con los lectores y con aquellos de los que se escribe. Para lograrlo, es condición indispensable pisar el terreno, oler, comer y hasta guisar. Si no es así, dedícate a otra cosa amigo… gracias por el artículo!

  12. Club Molt Distingit Cuiner

    CLUB MOLT DISTINGIT CUINER
    clubmoltdistingitcuiner@hotmail.com
    46009.-Valencia.

    Nos cabe la satisfacción de comunicarles el nacimiento, además ofrecerles la amistad del CLUB MOLT DISTINGIT CUINER, una asociación cultural sin ánimo de lucro, nacida en Valencia (España), y autorizada por el Ministerio del Interior, el 18 de abril de 2008, sobre una idea del polifacético octogenario valenciano D. Juan B. Viñals Cebriá, con el fin de congregar lo mejor de la Gastronomía y del Turismo en entorno a la genuina receta de la loada PAELLA VALENCIANA, y del enaltecimiento de la marca COMUNIDAD VALENCIANA. Para tal fin, proyectamos relacionarnos con chefs, maestros de la cocina, directores de establecimientos de hostelería, medios de comunicación, y del turismo, en definitiva, a todos los que en gastronomía y turismo, comparten nuestros mismos propósitos.
    Por tal motivo les saluda muy atentamente.
    Fdo.- E. Amorós Garrido.-Secretaria.

Deja un comentario