Vallobera crianza 2005

vallobera1

Toques lácteos de mantequilla y gusto a chocolate y caramelo toffe. Sí, es un vino, ¡y qué vino!

Muchas generaciones de la familia de Javier San Pedro llevan el vino en la sangre y se han dedicado a mirar al cielo, deseando lluvia a veces, suplicando sol, otras. El pequeño grano de arena que Javier aportará a la tradición vinícola de su familia arranca en 1987, al montar un tinglado junto a su esposa Ana Ortega que bautizó con el nombre de Bodegas Vallobera, convirtiéndose en el primer integrante de la familia San Pedro en tener coraje para embotellar sus propios vinos. Como suele ser habitual, empezó comercializando caldos jóvenes, pero en 1992 se puso bravo y los envejeció en cien barricas preciosas. Su primer crianza celebrado fue la añada de 1992. La bodega se encuentra en los alrededores de Laguardia, que es un lugar ubicado a los pies de la Sierra de Cantabria, en un altozano a casi setecientos metros sobre el nivel del mar. Si se sirven una copa de este vino elaborado exclusivamente con Tempranillo y la acercan a la pinocha verán que es muy fresco y les entrarán ganas de pegarle un trago. Beban, beban. ¿Está rico, eh? Tiene toques lácteos de mantequilla gruesa que provienen de la madera de la barrica y en un rato sentirán el gusto del chocolate y de los caramelos de toffee de la Viuda de Solano. En 2005 pegó el sol en los viñedos y por eso el vino es sedoso y amable, aunque no tenga mucha persitencia en boca. El enólogo se llama Pablo Echeverría y es un crack, pues le ha salido un vino bien rico, fino y elegante como las buenas mozas del Moulin Rouge de París.

Bodegas Vallobera

Camino de la Hoya sn

Laguardia

Tl. 945621204

www.vallobera.com

bsanpedro@vallobera.com

Precio: 7’50 euros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario