Crónicas de Aldabe (2)

por
Archivado en: Dicen de mí

cronicasdealadabe2

O de otra crónica de una jamada gloriosa entre amigos.

Acá vengo a dar cuenta de una nueva Sodoma y Gomorra, que en forma de cena, tuvo lugar el pasado sábado en Aldabe. Para los que no saben de qué va esto y se incorporan a esta segunda crónica tras los anuncios, como en la tele, pueden leer acá mi presentación en sociedad.

Pues eso. Segunda crónica.

Comensales. Borja, Manu, Juanluis, Dani, Martín, Iker, Ricardo Costa, Jaime, Iker Aldalur, Buta, Alberto, Humberto, Alejandro, Jon, Julen, Gotzon, Ricardo, Jesús y el que esto escribe, el gran Bolo, emperador del frito y la chuleta a la brasa. En la primera crónica éramos tres monos, se corrió la voz y faltó sólo la abuela. Vaya panda.

Empezamos la jornada en el mercado, cesto en ristre y a por pulpos bien hermosos.

Aperitivos. Llegamos a la sociedad hacia las siete de la tarde, chicos previsores que somos, pues el lacón asado necesita mucho tiempo de horno. Ya empezada la faena, dimos cuenta de unas patatas riojanas que nos dejaron a probar los “viejos” que guisan en la sociedad los viernes de víspera. Mientras cocinamos arreamos con el chorizo, sidra fresca y vino tinto del año. En la radio, sufriendo con la Real Sociedad y en la tele, gozando con la Copa del Rey de Balonmano. Qué cosas, las del deporte.

Prolegómenos. Durante el asado del lacón nos bebimos dieciséis cervezas. Teníamos sed.

De entrantes. Espárragos al queso roquefort, guarrada deliciosa de entre todas las guarradas. Pulpo a la gallega, con su pimentón dulce y sus cachelos. Y para los más trogloditas, las croquetas fritas de rigor con su bechamel bien cremosa y su jamón.

go topenis growth pillsbuy steroids onlinesmart pillstestosterone boosters

De segundo. Lacón asado con patatas al horno y cebolla pochada. Hizo un jugo en el fondo de la bandeja para ahogarse en él.

De postre. Atención a la jugada. Salteas en mantequilla cremosa a fuego moderado unas rodajas de plátano maduro, han de quedar bien doradas. Mientras tanto, sobre unas circunferencias de pasta para empanadillas, o de hojaldre, depositas una cucharada pequeña de crema de chocolate tipo Nocilla o Nutella, si eres más pijo. Y encima el plátano, con orden y concierto. Cierras y al horno. Están del carajo.

Bebida. Durante la cena sidra fresca y vino tinto Viña Real. Yo le arreé durante la cena al santo kalimotxo y de copa, más tarde, todavía más. Agua, poca.

Cafés. Cortados, solos y carajillos a mansalva. Yo nada, que luego no duermo.

Copas. Todo tipo de “alcoholatos del norte” y mezclas de ron, orujo, whisky, ginebra, etc.

Desde las 23.30 hasta la 1.40, campeonato de mus relámpago. Vencedores del torneo, Alberto Alsua y Julen Aginagalde. Otro grupúsculo se dedicó al “poker Texas Holden”, un juego de vaqueros malos, cágate lorito.

Vuelta al ruedo y para casa.

Hora de arribada: dato no disponible.

Seguiremos informando. 

Crédito fotográfico by Bolo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 pensamientos en “Crónicas de Aldabe (2)

  1. IKER

    Si, si…bebimos, pero no hacía falta poner números. Como siempre, los segundos no se recuerdan…snif

  2. Paco

    Ya se que me odiaís, pero no por eso dejaís de ser unos pedazo cabrones, por no avisarme. Comeriaís y beberiaís mucho y bien pero sin mi presencia no lo pasariaís tan bien.He dicho.

Los comentarios están cerrados.