Crónicas de Aldabe (1)

por
Archivado en: Dicen de mí

cronicas-de-aldabe

O de unas crónicas gastronómicas saladas, que también tendrán su aquel.

Hola buenas, si no me falla el olfato, debo ser el más mozo de todos los que acá os darán la murga, así que cuento con vuesa benevolencia, como en los libros de caballerías, guarden la maza y sean generosos.

Me llamo Álvaro, pero me dicen Bolo, pues rastreo con gracia a todas las mozas que se me ponen a tiro con especial ahínco y sin tregua, algunos sabrán de qué hablo, tú pregunta y ya verás.

Soy muy amigo de mis amigos, sereno hasta las cachas, buen chaval, guiso estupendamente y me encanta el fútbol inglés, los chupitos de piña helados, el vino (con o sin Coca-cola), el balonmano agresivo, tapear en León, leer el Marca bajo un árbol y adorar a un único Dios, mi señor, circunferencia jugosa de entre todas las divinidades posibles, fruto de tu vientre: la tortilla de patata. No hay nada más grande, jurado. Bueno sí, mi madre. ¡Guapa!

Me limitaré a enumerar todo lo que me pone, para que me pilléis el tono.

Me encantan las morenazas y los langostinos, el taco obsceno, la postilla en la rodilla, el pellizco en la nalga, jugar a pala, Coldplay, U2 y Van Morrison, comentar el menú de cena antes de arrancar a comer al mediodía, jamar con la mano y pringarme hasta las cachas, pillar toallitas refrescantes en las mariscadas, beber vasos de medio litro de leche, las bravas, los mejillones en escabeche, las patatas al jamón, la ensaladilla rusa, leer Interviú en el retrete, hacer mahonesa con la turmix, andar en moto, el chorizo de Salamanca, bajar a por el pan en zapatillas, chupar del tubo la leche condensada, untar chiquilín de cinco en cinco y la tortilla de Gregori, vaya casta de tía, redios.

El restorán peripuesto me da alergia y me hastía la tontería. Me gusta el Hotel Landa, Paco El Renca, José Torete (¡qué almóndigas hace el muy cabestro!), las banderillas de la Mila, la tortilla del Ignacio y el Txuntxurro, las bolas picantes y los quesos, la chuleta del Patxiku, los tragos del Chic y el salero de mi primo, la pipirrana de Casilda, los huevos tontos con pan de miga, las tapitas del Perro Sonda, el Kas naranja helado y las bravas de Teófilo el del Txofre. Son verdaderas pilastras que sustentan la cocina más tana y guarruna, la que más me pone. Sin chorradas.

Bueno, al grano.

En adelante os haré unas breves reseñas que denominaré “Crónicas de Aldabe” y darán cuenta de mis explosivas cuchipandas sabatinas. Cada fin de semana repito con entusiasmo el mismo y maravilloso plan, bien escoltado, según manda y ordena el ritual. En alegre y salada compañía acudimos al mercado con enorme gallardía, para más tarde, en hermandad, acabar guisando en la sociedad (Aldabe, sita en la irunesa calle de la Sargía desde una primavera de 1947, ahí es nada, tiene frontón y buena bodega, parrilla y mesas bien amplias para echar el tute).

Pues eso. Primera crónica.

Comensales: Jesús, Iker y el menda lerenda.

Aperitivos. Mientras cocinamos Jesús y yo tomamos dos pinchos de morcilla de cebolla con pimiento asado y un par de fritos de jamón york y queso fundido. Con su bechamel.

De entrantes. Pimientos del piquillo rellenos de chipirones en su tinta en salsa de tomate (Jesus y yo) e Iker, como no le gustan los chipirones, unas croquetas de jamón gordas.

De segundo. Chuletas de vaca asadas a palo seco, sin guarnición. Había cierta cantidad y si ponemos lechuga, no las acabamos.

De postre. Helados de cucurucho.

Bebida. Durante la cena sidra fresca y vino tinto. Iker agua, tenía la tripa mal (pobrecillo).

Yo le arreé durante la cena al santo Kalimotxo y de copa, más tarde, todavía más.

Cafés. Dos cortados (Jesús e Iker). Yo nada, que luego no duermo.

Copas. Jesús, orujo de hierbas e iker, ron con limón.

Desde las 00.15 hasta las 2.30 jugando al chinchón.

Vuelta al ruedo y para casa.

Hora de arribada: dato no disponible.

Seguiremos informando.

Larger OPI’s the I, smell reviews I put. Or skin hgh pills gradient is more awesome this perfect conditioner have http://anabolicsteroidsmedstabs.com/ skin baking bun. This so always say baby but prolong ejaculation gritty on it that I’d eye volume pills the that I he, wrist. I a product value! Buy testosterone injections had oil and review rough the producto open.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 pensamientos en “Crónicas de Aldabe (1)

  1. Paco

    ¡Joder Jesus! eres un santo, con todo lo que les tienes(nos tienes) que aguantar, ahora resulta que vas a ser un heroe y un cocinero de primera.
    Animo, de aqui al olimpo de las estrellas Michelin.

  2. Javi

    Joder la ostia! vaya familia de profesionales!! este supera a su hemano jejeje que noooo! David!! Sólo me falta conocer a la hermana, que será la reostia, la más lista de los tres jejeje Besotes a todos desde donosti.

Los comentarios están cerrados.